Colocados 20 adoquines en homenaje a fusilados

La Asociación de Familiares de Fusilados coloca placas junto al domicilio de las víctimas

Viernes, 5 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Familiares de Bautista e Isidoro Eguía, en el número 63 de San Antón.

Familiares de Bautista e Isidoro Eguía, en el número 63 de San Antón. (Foto: Javier Bergasa)

Galería Noticia

Familiares de Bautista e Isidoro Eguía, en el número 63 de San Antón.

pamplona- La Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra colocó ayer ocho adoquines “tropezones” en la calle San Antón y doce en la calle Mayor en homenaje a los fusilados en la ciudad durante la guerra. En junio de 2015, en la Calle de la Merced de Pamplona iniciaron este proyecto. Posteriormente se ha continuado en varias calles de Pamplona (Jarauta, Eslava, Mercaderes…) y en pueblos como Burlada, Larraga, Villava, etcétera. “Las aceras de nuestros pueblos y de Pamplona (al igual que en ciudades de Alemania, Austria, Holanda, Francia, Italia y otros países europeos lo están señalando la vivienda de víctimas del nazismo), podrían estar cuajadas de 3.452 placas de latón como las que ahora se ven, señalando el portal en el que vivieron las víctimas de nuestro holocausto particular, señalan. “Aquí vivió” dice en un breve y eficaz recordatorio, seguido del nombre, año de nacimiento, fecha de su desaparición y destino final con la fecha de su asesinato. El adoquín o placa se coloca en la acera o calle, delante de la puerta del último domicilio de la víctima. - D.N.