UPN se queda solo en su intento para que los Caídos no pueda ser derribado

La mayoría del pleno se mostró a favor de que sea el concurso, que se hará en junio, el que decida

Marivi Salvo / Mikel Saiz - Viernes, 5 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Labarga, Cuenca y Berro, de Aranzadi, junto a la concejala Edurne Eguino (I-E).

Labarga, Cuenca y Berro, de Aranzadi, junto a la concejala Edurne Eguino (I-E). (Mikel Saiz)

Galería Noticia

Labarga, Cuenca y Berro, de Aranzadi, junto a la concejala Edurne Eguino (I-E).

Pamplona- El concurso internacional de ideas para actuar en el Monumento de los Caídos y su entorno incluirá la posibilidad de su derribo. UPN se quedó solo ayer en su nuevo intento para que se evite de forma definitiva y de antemano la posibilidad de derruir el edificio construido en 1952, en la hoy llamada plaza de la Libertad, para ensalzar los logros del régimen franquista. El Pleno rechazó ayer, con la abstención del PSN, una declaración de los regionalistas que planteaba que “no se incluya esta posibilidad en el concurso de ideas que se está preparando para decidir su destino” que no fructificó.

UPN, en palabras de Enrique Maya, considera que, rehabilitándolo, “se puede hacer un edificio que una” en el Monumento a los Caídos, aludiendo a su valor arquitectónico (está protegido en el Catálogo municipal en Grado 2), y a que podría tener “otros usos”, a pesar de que en “en 20 años, ustedes no han encontrado ninguno”, le recriminó Edurne Eguino (I-E). El edil regionalista indicó que “el derribo resultaría un error evidente” y pidió al resto de grupos “que descarten la idea porque para respetar la historia de Pamplona y de los distintos colectivos de memoria histórica” para que “este edificio” manifieste toda su historia “hay que mantenerlo”, también por su valor “arquitectónico como cierre de la ciudad”. El PSN, que compartía el argumento de su valor arquitectónico, y que reconoció que “hemos sido capaces de sacar los restos de los fascistas”, se abstuvo a frenar el derribo de antemano, porque “en ese concurso internacional todas las posibilidades deben estar abiertas”.

EL CONCURSO, EN JUNIOPor EH Bildu, el concejal Joxe Abaurrea, responsable además del área de Ciudad Habitable y Vivienda, avanzó “que este concurso abarcará todas las posibilidades para que los arquitectos tengan libertad”, porque “en términos urbanísticos, hay que buscar una solución de conjunto, de todo el entorno de la plaza”, y añadió que “respetar la historia es un argumento que en boca de UPN no tiene credibilidad”, en referencia a su actuación en la plaza del Castillo. Señaló que el concurso se hará “teniendo cuidado” la Ley de Memoria Histórica y a que está protegido por el Catálogo.

Alberto Labarga (Aranzadi) fue más rotundo y señaló que “es un monumento fascista a sus muertos, y es muy difícil que por mucho que hagamos eso cambie”, aunque “ahora estamos en el debate”, dijo y pidió que, antes del concurso, se saque del catálogo y que el Arzobispado renuncie a la cripta, como recoge el convenio de 1998. Itziar Gómez (Geroa Bai) recordó que “el edificio puede estar catalogado” artísticamente, “pero sus valores no son la unión de la ciudad”, por lo que lo importante es “acabar con la simbología que representa”, aunque precisó que en su equipo no está clara la postura sobre derribar o no. Por último, Eguino (I-E) lo tiene claro, por el “sufrimiento que supone para gran parte de la sociedad navarra toparse con ese edificio”.

los apuntes

Duración. El pleno dio comienzo poco después de las 16.30 horas y acabó a las 23.10 horas.

Dos ausencias por enfermedad. Ana Lezcano, de UPN, y Mikel Armendáriz, de Geroa Bai, no acudieron al Pleno por encontrarse convalecientes.

Recurso al PEPRI. En del Pleno se dio cuenta de la comparecencia en el recurso contencioso administrativo interpuesto contra la aprobación definitiva del PEPRI del Casco Viejo. Junta de Asimec. Con el voto a favor del cuatripartito y en contra de la oposición el Pleno aprobó la convocatoria para el 29 de mayo de la Junta de Asimec en la que procederá a la disolución de la citada empresa pública dedicada a la atención domiciliaria. Este servicio fue remunicipalizado en febrero y sus empleadas forman parte de la plantilla municipal desde entonces.

Carteles. Los jóvenes de la Rochapea que acudieron al Pleno exhibieron unos carteles a favor del gaztetxe, que retiraron en cuanto el alcalde recordó que no estaba permitido.

Presos enfermos. EH Bildu presentó una iniciativa que no obtuvo los apoyos de la mayoría sobre la situación de dos presos de ETA naturales de Pamplona, Josetxo Arizkuren e Iñaki Etxeberria, reclamando que sean puestos en libertad ante la gravedad de las enfermedades que presentan. Se solicitaba pedir el acceso del alcalde de Pamplona y de un representante de cada grupo municipal a una visita a las prisiones en las que están internados -Murcia y Topas, en Salamanca- para visitarles y conocer su estado.

Viviendas comunitarias. Fue rechazada una iniciativa del PSN por la reapertura de las viviendas comunitarias municipales, en la que se instaba al área de Acción Social a que ponga a disposición de los ciudadanos que las necesite las viviendas comunitarias que se están rehabilitando en el Paseo de Sarasate y en la Milagrosa.