vecinos

Medio siglo de aprendizaje

El IES Marqués de Villena de Marcilla celebrará mañana una gran fiesta por su 50º aniversario

El centro cuenta en la actualidad con 75 profesores y más de 700 alumnos de 14 localidades de la zona

María San Gil - Viernes, 5 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

La directora del centro, Marisa Fonseca, y el exdirector, Luis Carlos Díaz, posan en una de las aulas con alumnos de 1º de ESO.

La directora del centro, Marisa Fonseca, y el exdirector, Luis Carlos Díaz, posan en una de las aulas con alumnos de 1º de ESO.

Galería Noticia

La directora del centro, Marisa Fonseca, y el exdirector, Luis Carlos Díaz, posan en una de las aulas con alumnos de 1º de ESO.

“Es un centro activo, cercano, innovador y con un alto grado de compromiso e implicación por parte de todos”

marcilla- Muchas son las personas que recuerdan su paso por el instituto como un tiempo de diversión, aprendizaje o estudio, y es que son muchas las horas que allí se invierten y las amistades que se forjan. A los alumnos, equipo directivo, padres y docentes que han pasado por el IES Marqués de Villena de Marcilla ahora les toca hacer memoria para recordar las experiencias que vivieron dentro de las paredes de un centro que en los últimos tiempos ha triplicado su dimensión y que este año celebra su 50º aniversario.

Si alguien conoce bien los entresijos del instituto puesto que lo ha visto crecer y madurar como a cientos de alumnos ese es Luis Carlos Díaz, un peraltés que entró a formar parte del claustro de profesores en el año 1975 y que estuvo allí de forma ininterrumpida hasta 2014;39 años, de los cuales 28 ejerció como director.

Los inicios, explicaba Díaz, nada tienen que ver con la actual situación, y es que con el paso del tiempo el instituto, que empezó con 22 docentes y unos 250 alumnos, “un ambiente muy familiar”, cuenta ahora con un claustro de 75 profesores y 700 estudiantes de Marcilla, Villafranca, Caparroso, Milagro, Cadreita, Falces, Funes, Peralta, Carcastillo, Murillo el Fruto, Santacara, Figarol, Rada y Mélida.

A pesar de que la tecnología era más rudimentaria y de que hubo que ir ampliando el edificio por falta de espacio, Luis Carlos asegura que el hecho de contar con un centro de estas características en la zona aporta riqueza y dinamiza a la población. Y es que para Díaz, la brecha entre la enseñanza rural y urbana se puede subsanar: “Está claro que aquí es un esfuerzo añadido porque hay que buscar actividades, viajes, excursiones o charlas que complementen y refuercen la formación para que los alumnos no tengan nada que envidiar a los centros de las ciudades. Es un reto que nos marcamos pero que con esfuerzo y empeño se consigue”.

Con la jubilación de Díaz en el año 2014 asumió este rol Marisa Fonseca, que ya había estado tres años como vicedirectora. Para ella, a pesar de que el cambio fue “duro y complicado”, el trabajo es “muy bonito y gratificante porque ves y vives la educación desde otro ángulo”. Además, insistía, “entré detrás de una persona que dejó huella e hizo que, a pesar de las dificultades que entrañaba el trabajo, pareciera algo sencillo”.

Precisamente Fonseca afirmaba que se ha comprometido a continuar cuatro años más al frente del instituto, un “centro activo, innovador, cercano, donde la convivencia humana es muy importante y en el que la gente está muy comprometida e implicada”. De hecho, para Díaz, “ha sido un placer trabajar aquí y he sido feliz. Me he realizado completamente, me he sentido valorado y querido, y eso no se paga con nada”.

El IES Marqués de Villena siempre le ha dado mucha relevancia al aprendizaje de idiomas y, además, fue pionero a la hora de implantar la ESO para adultos. Aunque reconocen que la falta de espacio es un problema que necesitan solventar, continúan innovando y movilizando al alumnado.

De hecho, entre las iniciativas más importantes que el instituto ha impulsado para complementar la formación del alumnado están el proyecto solidario, que nació en el año 1994 para ayudar y recaudar fondos para un fin concreto, este año para Haití, o las actividades en pro de la salud y el medio ambiente.

También han comenzado a participar en un programa de educación afectivo sexual, continúan con el musical bilingüe y ya llevan tres años con el proyecto Rizoma, una apuesta por la proactividad que este año se ha materializado en la formación de grupos de voluntarios de 4º de ESO y 1º de Bachillerato que imparten clases de apoyo en los pueblos a alumnos de Educación Primaria.

Y es que, apuntaban estos dos educadores, “aunque haya bandadas políticas y los sistemas educativos vayan cambiando, al final lo que importa es el trabajo en equipo y la profesionalidad de los docentes porque hay que ser capaz y tener muy claro que por encima de todo están los alumnos”.

acto centralA lo largo de estos meses el centro ha celebrado muchas actividades para conmemorar esta fecha tan señalada como charlas en el castillo, una exposición fotográfica o un concurso literario cuyo ganador se dará a conocer mañana en la gran fiesta conmemorativa.

A mediodía en el patio comenzará el acto protocolario en el que la vicedirectora Mónica Sanz dará la bienvenida a todos y acto seguido tomarán la palabra María Solana, consejera de Educación, y Miguel Laparra, vicepresidente del Gobierno, consejero de Derechos Sociales y antiguo alumno del centro marcillés. También hablarán Fonseca, Luis Carlos, Aitor Etxarte, presidente del consejo escolar de Navarra, y Nadia Landívar, alumna de 2º de Bachillerato.

Tras la foto de familia y la interpretación del Himno de las Cortes a cargo de la banda, habrá una jornada de puertas abiertas y una multitudinaria comida.