Carta abierta a Ángel Jamar Turrillas

Luis González, en representación del Colegio Técnico Carlos III - Sábado, 6 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Ahora que te has ido, recuerdo cómo hace 29 años me recibiste en tu despacho de la academia Jamar, con tu imponente figura y entre el humo de tus cigarrillos, para comenzar a tu lado un duro pero enriquecedor camino en el mundo de la educación. Y hace tan solo unos días te acompañé, junto con tu familia, amigos y todos los que hemos trabajado y convivido contigo, para decirte un adiós triste y sentido.

Te extraño como jefe, como compañero y como amigo. Fuiste mi director tanto en la academia Jamar como en el Colegio Técnico Carlos III. A mí y a muchos de los que encontraste a lo largo de tu larga vida profesional dedicada a la docencia, nos has dejado un sello, una marca de identidad. Gracias JEFE, en mayúsculas. Te has ganado este título a golpe de trabajo y horas de dedicación.

Y he tenido también la suerte, junto con todos tus profesores y profesoras, de contar contigo como compañero cuando has sabido apearte del cargo. Contigo vivimos momentos de camaradería en tu sociedad y en esos almuerzos campestres que organizabas para todo el colegio cuando nos íbamos de excursión Buenos tiempos, lejanos tiempos…

Pero lo que duele es el vacío que dejas como amigo. Ya extraño tus largas conversaciones en el despacho de las que tanto aprendí y también discutí, y esas sobremesas en las que nos fuimos descubriendo, apreciando y queriendo. Gracias, Ángel, por invitarme a acompañarte en tus recuerdos y tus vivencias;muchas de esas historias que se quedan entre tú y yo.

Ahora que te has ido, Ángel, este es el homenaje de todos los que hemos sido una parte de ti. Hasta siempre, valiente.