La Feria de la Naturaleza de Ainhoa se abre a Navarra

La villa, a 2 kilómetros de Dantxarinea, es considerada entre las más bellas de Francia

Sábado, 6 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Los visitantes, muchos navarros, llenaron la calle mayor y plazas de Ainhoa.

Los visitantes, muchos navarros, llenaron la calle mayor y plazas de Ainhoa. (Foto: Imaz)

Galería Noticia

Los visitantes, muchos navarros, llenaron la calle mayor y plazas de Ainhoa.

ainhoa- La Feria de la Naturaleza y la Tierra de Ainhoa, una de las villas consideradas más bellas de Francia, acogió a cientos de visitantes de ambos lados de la muga para mostrarles una gran variedad de productos artesanales y autóctonos de Euskal Herria. Este año, la manzana y derivados fueron los protagonistas, además de ganado cabrío y ovino autóctono y habitual en las explotaciones del país.

Los visitantes pudieron ver la oveja más rústica, la sasi ardia (oveja de zarzal), o las tradicionales agnelle tete rousse (cara rubia) y manech tete noire (cara negra) mientras una meta de helecho llamaba la atención de turistas y visitantes desconocedores de esta forma de apilar. A su lado, hermosos ejemplares de cerdo vasco, propiedad de Agesta, ganadero de Senpere, del mismo lugar que los caballos de raza bretona de Pantxo Bidart;mientras, que la ganadería local la representaron pottokasde Mattin Gorosueta y poney Shetland de Sèbastien Hirigoyen.

El Conservatorio Vegetal Regional de Aquitania ofreció degustaciones de mermeladas y otros productos elaborados con variedades frutales antiguas que la institución trabaja por conservar y difundir. Muy cerca, en otro de los puestos que más atención atrajo, se podía comprobar la cantidad de productos que pueden elaborarse a partir del kiwi.

Un grupo interpretó alegres canciones acompañados de instrumentos tradicionales junto a un puesto instalado por Akerbeltz, donde se podían consumir pintxos y bebidas típicas del país. Además, Casa Pittika expuso una variada muestra de quesos, y en otros puestos muy visitados se degustaba una amplia variedad de platos de paloma en salsa. Ainhoa, en Xareta, está a dos kilómetros de Dantxarinea, barrio que comparte con Urdazubi/Urdax. - Iñigo Imaz