no está de acuerdo con el agrupamiento

Aibar pide a Educación una discriminación positiva para su escuela

La comunidad educativa no está de acuerdo con el agrupamiento de Infantil y de Primaria , ni con los recursos para el próximo curso

Sábado, 6 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 13:34h

El colegio al completo, familiares y apoyos de los centros de zona, en el patio.

El colegio al completo, familiares y apoyos de los centros de zona, en el patio. (MARIAN ZOZAYA)

Galería Noticia

El colegio al completo, familiares y apoyos de los centros de zona, en el patio.

AIBAR/OIBAR. Familias, profesorado y Ayuntamiento de Aibar salieron ayer a la calle para mostrar su disconformidad con las medidas que Educación propone para su escuela rural el próximo curso, que le obliga a agruparse en tres grupos, compartiendo aula Infantil y Primaria, con unos recursos que, a su juicio, son insuficientes.

La planificación para el curso 2017-2018 reparte al alumnado en tres grupos: uno, (todo Infantil y 1º de Primaria, niños y niñas de 3, 4, 5 y 6 años (13 en total). Otro formado por alumnado de 2º, 3º y 4º de Primaria (14), y un tercero de 5º y 6º de Primaria (14). Es decir, tres agrupamientos para un total de 41 niños y niñas (5 más que este curso), política que les obliga a mezclar niveles con necesidades completamente diferentes, y que entorpecerá su desarrollo, en opinión de los propios docentes.

De este agrupamiento se deriva además, que contarán con un tutor de Primaria menos (25 horas) que saldrá desplazado y será sustituido por un interino (18 horas). "Nos parece insuficiente" explicaba el director, Fernando Otano, al tiempo que solicitaba al Gobierno mayor flexibilidad, "que revise la situación y considere mantener la actual estructura, al menos por este año. "Que mantengan el acuerdo programático en defensa de la escuela rural y no midan con tabla rasa a todos por igual, porque aunque los grupos sean más pequeños que en un aula urbana, no es lo mismo impartir clase a un grupo homogéneo aunque sea mayor, que a otro con distintos niveles y diferentes necesidades", argumentó Otano.

Otra de sus reclamaciones es que también el alumnado con necesidades especiales (atención a la diversidad) sufrirá recortes, teniendo los mismos casos, PT y AL verán recortadas respectivamente de 12 a 8 y de 5 a 3 sesiones.

La comunidad escolar de Aibar no entiende que los criterios sean iguales para la escuela rural que la urbana. En su defensa están como una piña, apoyados además por la dirección de los centros de zona: Lumbier (53), Cáseda (47) y Sada (6), que piensan que mañana se pueden ver ellos afectados por estas medidas. También por anteriores docentes con décadas de escuelas rurales, como Luis Burguete, crítico con la postura del Gobierno. "Se les llena la boca con la escuela rural, pero no sirve de nada si no incentivan para que la gente se quede en los pueblos", lamentaba.

Inés Ruiz, portavoz de la plataforma de las familias, pidió al Gobierno que apueste por la calidad educativa y la escuela "como alma de nuestros pueblos", y que dejen de medir a sus hijos con criterios numéricos.

El profesorado sabe bien lo difícil que es dar una clase de 45 minutos a tres cursos distintos, por eso en Aibar no están de acuerdo con los criterios de tabla, que entorpecen la calidad, significó la maestra Ohiane Andueza. La protesta se extendió hasta el Ayuntamiento donde les recibió el alcalde, Pedro Lanas, quien expresó: "Nos preocupa la escuela rural porque es la vida el pueblo y pedimos discriminación positiva para evitar la despoblación".

EN CORTO Agrupamientos. La política de agrupamientos hará que el próximo curso la escuela cuente con un tutor de Primaria menos y el alumnado de Primaria estará junto con Infantil. la frase inés ruiz "Pedimos al gobierno que defienda la escuela rural y cumpla con su acuerdo programático" La portavoz de las familias agradeció los apoyos.