En fin

La competición de ser mejores personas

por javier arizaleta - Sábado, 6 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Galería Noticia

Las competiciones deportivas han concluido o están llegando a su fin. Una nueva temporada se acaba con resultados diversos. Los objetivos marcados han podido ser cubiertos holgadamente o puede que no se hayan alcanzado. Pero si de algo tenemos que estar orgullosos en esta Merindad es del nivel organizativo que el deporte ha alcanzado. Y eso que no contamos ni de lejos con las mejores instalaciones para llevarlo a cabo. Se podría decir que la actividad deportiva está muy por encima del escenario deportivo que tiene carencias en los diferentes ámbitos. Y mérito de esta alta participación en un gran abanico de deportes viene de la involucración de los voluntarios. Lo hablábamos aquí cuando se celebró en Estella-Lizarra el Gran Premio Induráin y lo repetimos hoy abriendo el citado abanico al resto de los deportes. Esa parte burocrática y de gestión del deporte tiene que estar mejor reconocida. En Tierra Estella tenemos la suerte de que los chavales tengan a su alcance una amplia gama de deportes que practicar y como consecuencia de ello el nivel de deportistas que acceden a la elite siempre es más alto que en otros lugares más poblados. Iniciativas como la que ha puesto en marcha el club Oncineda en la que se trabaja la iniciación al deporte desde una perspectiva más ambiciosa e integral que ayude a su evolución y formación, es otro ejemplo de que los clubes de Estella no se están de brazos cruzados. Cito este club pero no quiero restar ni un ápice de mérito a otros que temporada a temporada animan a ser felices a los chavales imaginando que detrás de un balón, una pelota persiguen también el sueño de ser campeones pero sobre todo, en fin, la realidad de ser deportistas y puede que de este modo también mejores personas.