MARÍA DE LUCEA cOSTURERA

30 años al servicio de la Corte de los Reyes

Sábado, 6 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

PAMPLONA- También denominada María Sanz o María de Orbaiceta, ejerció durante más de 30 años el oficio de costurera, bordadora y cordonera para la corte de Carlos III y Leonor de Trastámara, reyes de Navarra. Esta vecina de Pamplona, que es considerada la artesana más importante durante este reinado, trabajó sin descanso para confeccionar la ropa que el rey y la reina regalaban a su familia y Corte. Fue muy bien pagada: en 1403 los reyes le concedieron 50 florines de oro por su trabajo. Entre sus servicios, muy apreciados por la Corte Navarra, cosió prendas para las infantas, camisas para los donceles y para Godofre, uno de los hijos bastardos, calzas para el rey y sábanas para el Príncipe de Viana. - D.N.