El Plan de Infancia y Adolescencia unificará acciones y contará con la participación de los menores

En marcha la fase de diagnóstico, en la que opinarán los 50 centros educativos

Ana Ibarra Unai Beroiz - Sábado, 6 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Edurne Eguino, Alberto Labarga, Joseba Asiron y Ana Fernández.

Edurne Eguino, Alberto Labarga, Joseba Asiron y Ana Fernández.

Galería Noticia

Edurne Eguino, Alberto Labarga, Joseba Asiron y Ana Fernández.

pamplona- “Los niños y adolescentes son sujetos de pleno derecho. Y es importante su participación a la hora de definir sus necesidades en todos los ámbitos de la vida y que puedan tomar decisiones en aquellos temas que les afecten. De lo contrario los planes que se diseñen no serán eficaces”, aseguraba ayer Ana Fernández, responsable municipal del Programa de Infancia y Familia, ante la estrategia que ha diseñado el Consistorio para atender a la Infancia bajo el liderazgo de tres grandes áreas municipales: Acción Social y Desarrollo Comunitario;Participación Ciudadana, Igualdad y Empoderamiento Social, y Cultura, Política Lingüística, Educación y Deporte. Una herramienta que servirá de “ayuda” para los técnicos, profesores, centros educativos, asociaciones y ciudadanía. El I Plan de Infancia y Adolescencia de Pamplona unificará todas las acciones municipales actuales o futuras pero orientadas a “garantizar los derechos” de esta población en todos los ámbitos de su vida, y que persiga “su desarrollo personal y social”. El Ayuntamiento ya ha iniciado un proceso participativo para elaborar ese plan junto a profesionales municipales, de centros educativos, asociaciones, los propios menores y adolescentes, sus familias y la ciudadanía en general. El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, la concejala delegada de Acción Social y Desarrollo Comunitario, Edurne Eguino, el concejal delegado de Participación Ciudadana, Igualdad y Empoderamiento Social, Alberto Labarga, y Ana Fernández, presentaron ayer el trabajo que se desarrollará en diferentes fases y que se pretende culminar a mediados del año que viene con la aprobación del plan.

El pasado mes de abril concluyó la primera fase tras la constitución de un grupo motor, compuesto por profesionales de diferentes programas y servicios del área de Acción Social y Desarrollo Comunitario, así como personal técnico de Participación Ciudadana, Juventud y Educación. En esa primera fase se ha revisado la normativa existente tanto a nivel internacional, nacional y autonómico, y se ha elaborado el marco conceptual que va a guiar el plan. Por último, se ha diseñado el proceso participativo para llevar a cabo el diagnóstico. A partir de ahora, y hasta diciembre de 2017 se elaborará el diagnóstico con una doble dimensión, a nivel de barrio y en el ámbito de la ciudad. Contemplará datos generales (demográficos, económicos, geográficos, organización municipal...) en torno a los y las menores, las situaciones de vulnerabilidad y riesgo en las que se encuentran, los recursos generales y específicos que se dirigen a la población infantil, la perspectiva de los niños, niñas y adolescentes sobre sus necesidades y derechos, así como una identificación de las prioridades que se planteen. La idea también es trabajar por sus derechos y necesidades;e incorporar la perspectiva de género y la interculturalidad lo largo de todo el proceso.

En el diagnóstico de barrio se recogerá información directamente en la zona y se contará con la opinión de los diferentes agentes que intervienen con este sector de población sobre las necesidades que presentan, así como las propuestas que se plantea para mejorar el bienestar de la infancia y adolescencia y garantizar sus derechos. La información se agrupará por temas para poder realizar el diagnóstico general de la ciudad, aunque se podrá recoger necesidades específicas de cada barrio para poder realizar actuaciones concretas.

El diagnóstico con la población infantil y adolescente se elaborará mediante un proceso participativo dentro de los centros escolares e institutos de Pamplona, contando con el apoyo del profesorado y las direcciones de los colegios, e intentando integrarlo como una actividad escolar más. En el diagnóstico de ciudad se pretende que todos aquellos agentes, asociaciones... que realizan acciones con la infancia puedan aportar sus opiniones sobre la cobertura de las necesidades de la infancia y adolescencia, así como propuestas para incluir en el plan.

Por último, en el diagnóstico con la población vulnerable, se analizarán las situaciones en que se encuentran los niños, niñas y adolescentes, que se encuentran en desventaja social, suponiendo en muchas ocasiones una vulneración de sus derechos básicos, e incidiendo de forma negativa en su desarrollo personal.

claves

40.000. Es el número de habitantes menores de 19 años en Pamplona. Los barrios de Rochapea y Mendillorri, los más poblados. La edil Edurne Eguino destacó que todas las políticas deben ser revisadas y contrastadas con los menores para ver la necesidad de locales, diseño de parques infantiles o plazas, actividades en los colegios para población más vulnerable, etcétera.

Población vulnerable. En estos casos se trata de activar políticas positivas orientadas a cubrir los “déficits”, contando con la perspectiva de los menores y sus familias, así como del personal técnico que los atiende. Se realizará un análisis exhaustivo de todas las necesidades y propuestas y se establecerá su priorización.