Geroa Bai respeta pero no comparte la renuncia de EH Bildu

La formación dejará la presidencia de Euskera en Altsasu por los cambios aprobados

Sábado, 6 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

altsasu- “No utilizaremos el euskera, patrimonio de todas y todos los alsasuarras, para el rifirrafe político”, señala el alcalde de Altsasu, Javier Ollo, quien asegura que “respeta pero no comparte” la decisión de EH Bildu de renunciar a la presidencia de la comisión de Euskera por decisiones tomadas por el Ayuntamiento que no comparte, como los cambios aprobados en la Plantilla Orgánica, donde se modificó el perfil lingüístico del personal de la brigada de obras y limpieza. Así, el euskera pasó a ser mérito puntuable y no requisito, como lo era desde 2012.

“El único voto en contra de la modificación, al igual que en los presupuestos, fue de EH Bildu, ejemplo de la capacidad de negociación y acuerdo que ha demostrado Geroa Bai”, asegura el alcalde. “Esperamos contar en el futuro también con su voto”.

A la pregunta de quién sustituirá a Haizea Ramirez de Alda al frente de Euskera, apunta que “la podrá asumir cualquier miembro de la comisión, aunque tiene mayor sentido que lo haga un corporativo que sepa euskera”. Así, se reduciría a dos personas, Virginia Alonso, de Goazen Altsasu, o el propio alcalde.

Por otro lado, Ollo recuerda que esta comisión “adquiere especial relevancia debido al futuro estudio sobre la competencia de euskera delegada en la Mancomunidad de Sakana”. Y es que el Pleno, en febrero, aprobó llevar a cabo un estudio sobre la posibilidad de recuperar dicha competencia “como medida de eficiencia a la hora de destinar los recursos públicos”. Todos los grupos votaron a favor a excepción de EH Bildu. “Solo por esta competencia el Ayuntamiento aporta a la Mancomunidad en torno a 150.000 euros anuales”, apunta el alcalde.

CONTRATACIONES Ollo volvía ayer a defender el acuerdo tomado en su día por el Pleno, con el apoyo de PSN y UPN y la abstención de Goazen Altsasu. “El acuerdo contaba con el informe favorable de secretaría y por tanto, cumplía la legislación al respecto. Además, es más acorde con la situación sociolingüística de Altsasu”, afirma. Al respecto, destaca que estos pasados días el Ayuntamiento ha contratado para seis meses a ocho trabajadores a través de una convocatoria de subvenciones del Servicio Navarro de Empleo.. “Se presentaron unas 30 personas y solo 10 solicitaron realizar el examen de euskera”, apunta el alcalde. “Ningún grupo en ese caso dijo nada”, añade. - N.M.