La semana

Para todos los navarros

por F.Pérez-Nievas - Sábado, 6 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Galería Noticia

“habla de que UPN gobierna para todos. Si UPN hubiera gobernado para todos, ¿no cree que no se habrían unido tantos partidos para arrebatarles el gobierno tanto en Navarra como en Pamplona o en Tudela?”. Ésta fue la pregunta que le realicé a Javier Esparza durante un desayuno informativo que organizó UPN el pasado miércoles en Tudela. “No. Se habrían unido igualmente, porque su única obsesión es la cuestión identitaria, ése es su verdadero plan”, contestó. Éste es el reflejo de la situación que se está viviendo en Navarra. Un partido político que no asume que ha perdido el poder por sus errores y que no gobernó para todos los navarros, lo mismo de lo que se acusa al Gobierno de Navarra actual. ¿De verdad alguien cree que si UPN no se hubiera olvidado de amplios sectores de la sociedad y no hubiera cometido enormes errores de gestión en Tudela y en Navarra habría perdido el gobierno de la comunidad y de las dos mayores ciudades de Navarra? Seguramente tampoco este Gobierno esté gobernando para todos los navarros, ni lo haga ninguno porque siempre habrá sectores que se sientan marginados y el equilibrio de poder se centra en que las minorías ganen más o menos peso en las urnas. Mientras UPN no sepa asumir sus errores, ni reconozca que existen otras muchas navarras fuera de la navarrísima, foralísima y cristianísima no habrá aprendido nada y si recobra el poder será porque, por tradición, la izquierda hace siempre lo imposible para destruirse a sí misma en lugar de hacer frente común a la derecha. Esparza, al frente de UPN está embarcado en una especie de huida hacia delante, en una deriva monotemática antinacionalista sin preocuparle que a las próximas elecciones llegue una Navarra completamente dividida como nunca antes lo había estado. Hay muchas navarras dentro de ésta, quizás más de 600.000, por eso da miedo que alguien se empeñe en hablar en nombre de “todos los navarros”, en decir que gobernará para “todos los navarros” o que defiende lo que “todos los navarros quieren”. Por el contrario se le ve muy lejos de lo que sucede en Tudela e incluso en su grupo municipal y llama la atención que todo lo que se le ocurra para criticar a Larrarte sea que “hay muchas ratas”, “al concierto de Miss Cafeina no fue nadie” o que “no critica nada de lo que hace Barkos”.