Emisión imposible

La TDT, negocio o cachondeo

Por Javier Arizaleta - Domingo, 7 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Galería Noticia

Cuando creíamos que ahora solo era cosa de elegir la mejor pantalla, resulta que muchos de ellas no van a servir para el nuevo cambio que tendremos que hacer dentro de cuatro o cinco años. De nuevo habrá que evacuar el canal porque resulta que por donde hoy vemos la televisión es por donde se va a desarrollar la tecnología 5G de los móviles. Como los vencejos tendremos que emigrar a otro climas u otras frecuencias. Y la realidad es que, de todos los modelos por muy nuevos que sean, solo el 10% está preparado para leer el DVB-T2, es decir: el 90% de los televisores habrá que adaptarlos para poder ver el TDT. De nuevo volveremos a los adaptadores si nuestra tele no dispone del sistema DVB-T2. Los amantes de las grandes pantallas de televisión debemos ser un cliente fácil de engañar si juzgamos la de cambios que esta industria ha realizado en los últimos 20 años, convirtiendo nuestro televisor en una antigualla con apenas unos meses. Lo peor de todo de este engaño es que además esté encubierto por las decisiones gubernamentales. No queda claro si los lobbys que influyen en los dirigentes tienen sede en Bruselas o esta cuestión es más local de lo que parece. Lo cierto es que las diferentes decisiones para la instalación de la TDT en los hogares, suenan a negocio redondo. Pero es que todavía hay más: en 2020 entrará en vigor en nuevo dividendo digital por el cual habrá que volver a resintonizar ya que nos obligarán a liberar también la banda de 700 Mhz. Dicen que para que permita llegar internet hasta zonas más recónditas y que muchas localidades periféricas y rurales cuenten con cobertura. De momento, vamos a cruzar los dedos y a rebuscar en el cajón de las garantía el folleto que nos asegure que nuestra tele cuenta con esa tecnología que nos ahorrará comprar el adaptador de turno. La industria del televisor cuenta con muchos amigos entre los legisladores o directamente va a ser que estos están pagados por ellas.