Búsqueda de equilibrio

Jorge Ipiña Pando - Domingo, 7 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

O mucho me temo, o la dictadura comunista hereditaria de Corea de Norte sufrirá un golpe de Estado auspiciado por China. El gigante asiático es el principal valedor del régimen norcoreano y no está precisamente contento con esta escalada de tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos.

De continuar esta crisis, países como Japón o Corea del Sur procederán a rearmarse y acercarse aún más a Estados Unidos, algo que no interesa al Imperio del centro.

Una guerra es impensable, supondría un descalabro y lo que es más, quién sabe si terminaría por suponer un enfrentamiento directo o indirecto entre China y Estados Unidos, comolo fue la primera Guerra de Corea.

Así las cosas, y dado que el uso de la fuerza armada degeneraría en consecuencias catastróficas para todos, esperemos que la realpolitik se imponga.

Solo si las potencias respetan sus respectivas áreas de influencia evitaremos conflictos innecesarios. Rusia y China son actores internacionales de peso y, o bien la Administración Trump lo asume, o bien tendremos caldeado el ambiente en Oriente Próximo, en Europa del Este y en Asia.