Medio siglo de enseñanza

El instituto de secundaria en la rama profesional, la conocida ‘La laboral’ de elizondo, escribe con letras de oro su medio siglo de existencia formativa.

Un reportaje de Lander Santamaría | Fotografía Juan Mari Ondikol - Domingo, 7 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Los propios alumnos actuales se ocuparon de servir la comida a 180 encantados comensales.

Los propios alumnos actuales se ocuparon de servir la comida a 180 encantados comensales. (ONDIKOL)

Galería Noticia

Los propios alumnos actuales se ocuparon de servir la comida a 180 encantados comensales.La promoción de 1977, hoy hombres hechos y derechos que desde ‘La Laboral’ se labraron el futuro.El grupo Baztango Dantzariak aportó la nota folklórica en un jornada de fiesta redonda.

El rítmico y siempre llamativo retumbar de joaldunak de Ituren que recorrieron las calles para sorpresa y admiración de muchos vecinos, los cantos de la coral Amaiurko Gaztelu y la alegría y los abrazos por el reencuentro después de decenas de años para algunos exprofesores y exalumnos, además de muchos de los actuales que compartieron la fiesta, brillaron en la conmemoración del 50º aniversario del Instituto de Enseñanza Secundaria en su rama profesional. El centro, familiarmente conocido como La Laboral, se ha ganado en su medio siglo de existencia el cariño y las simpatía de los baztandarras que siempre lo han considerado como “algo muy nuestro” y ayudado a forjarse el futuro a decenas de jóvenes del noroeste de Navarra.

“Les pedimos que intentaran por lo menos venir seis y al final han sido diez los joaldunak que han contribuido a animar nuestra fiesta”, comentaba Maite Ariztegi, la actual directora de la escuela desde hace 21 años, que se mostraba “muy contenta” por el desarrollo de una jornada que estuvo presidida por la alegría y los buenos recuerdos. Incluso el alumnado actual, chicos y chicas, se ofrecieron a servir la comida a los 180 encantados comensales, en una demostración más del sentimiento de solidaridad y colaboración que ha significado el medio siglo de existencia de La Laboral.

La mañana, con un tiempo primaveral espléndido, de los “de postal”, sorprendió a baztandarras y visitantes con el desfile de joaldunak, un regalo añadido. Luego, ya en el un tanto vetusto edificio del centro y en la avenida de la Diputación Foral de Navarra a la que por su ubicación se dio nombre, se abrió una exposición retrospectiva que suscitó la curiosidad y el jolgorio de antiguos alumnos al verse reflejados en las fotografías.

La primera promoción fue reconocida particularmente, con un obsequio antológico y tecnológico, creado a partir de su fotografía con ayuda de impresora en 3D, lo que agradecieron de corazón. La aportación folklórica corrió a cargo de Baztango Dantzariak y el canto de Amaiurko Gaztelu, precioso coro que dirige el eficaz Fernando Kortijo, que eligió el recibidor de la escuela por su magnífica sonoridad. Entre las risas, abrazos y generalizado jolgorio, destacaron las palabras de gratitud de los exalumnos, entre los que varios han hecho demostración de capacidad empresarial y poseen hoy sus propios negocios. Una jornada particular para 50 años de oro del de muchos kilates.