informes remitidos a la Audiencia Nacional

Los peritos ratifican que las cuentas del debut bursátil de Bankia no eran fieles

EFE - Lunes, 8 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 19:04h

Rodrigo Rato da la campanada de inicio de cotización bursátil de Bankia el 20 de julio de 2011.

Rodrigo Rato da la campanada de inicio de cotización bursátil de Bankia el 20 de julio de 2011. (EFE)

Galería Noticia

Rodrigo Rato da la campanada de inicio de cotización bursátil de Bankia el 20 de julio de 2011.

MADRID. Los peritos judiciales del caso Bankia, Antonio Busquets y Víctor Noguera, han ratificado la existencia de irregularidades en las cuentas empleadas por Bankia en su operación de salida a Bolsa de 2011 al "no reflejar la imagen fiel" y "no cumplir la normativa de aplicación".

Así lo exponen ambos expertos en sendos informes remitidos al juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, en los que sostienen las conclusiones de anteriores escritos, que ahora apoyan en los correos del inspector José Antonio Casaus a sus superiores, críticos con el estado y la viabilidad del grupo BFA-Bankia.

Sobre los detalles de las reuniones mantenidas en 2011 entre los inspectores del Banco de España y los directivos de Bankia y su matriz, BFA, expone Busquets que la institución "no incluyó información sensible" como muestra que no exista comunicación alguna en la que se trate el descuento inicial del 74 % aplicado a las acciones de la entidad, algo que califica de "increíble".

Además, rebate el contenido de los contraperitajes realizados por expertos de las defensas, y defiende que se investigue la labor de la firma auditora Deloitte en el proceso que constituyó Bankia al considerar su participación activa y por tener la obligación de velar porque no existan "fraudes o irregularidades".

Al respecto, insiste en que las entidades "no se tornan inviables de la noche a la mañana" y desconfía tanto de las supuestas "auditorías intachables" de Deloitte como de la declaración de su socio auditor, Francisco Celma, quien argumentó ante el juez que "en agosto de 2011, justo después de la salida a bolsa, el mundo cambió".