contra un caimán de dos metros

Una niña de 10 años se zafa de un caimán gracias al consejo de un parque temático

EFE - Lunes, 8 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 18:01h

Un hombre recoge dinero de las fauces abiertas de un cocodrilo durante un espectáculo (Foto de archivo).

Un hombre recoge dinero de las fauces abiertas de un cocodrilo durante un espectáculo (Foto de archivo). (EFE)

Galería Noticia

Un hombre recoge dinero de las fauces abiertas de un cocodrilo durante un espectáculo (Foto de archivo).

Miami (EEUU). Un caimánde dos metros y medio de largo mordió a una niña de 10 años en un lago de Florida, pero la menor se defendió con un truco que aprendió en un parque temático y resultó solo con heridas sin gravedad en la rodilla y la pantorrilla, según informaron varios medios.

La niña, de cuya identidad no se ha informado, tenía las piernas dentro del agua en una zona poco profunda de un lago del Parque Moss, cerca de Orlando (centro de Florida), cuando el caimán la atacó este sábado.

Según informó el canal de televisión de Orlando WFTV, que habló con la niña, ella les contó que le pegó al caimán en la fosa nasal, algo que aprendió en una visita a un parque temático sobre esos animales llamado Gatorland, y así pudo sacar la pierna de sus fauces antes de sufrir mayores daños.

La niña está ya en su casa recuperándose, tras haber pasado por un hospital de Orlando, donde le dieron 10 puntos de sutura en la pierna, mientras que el reptil fue capturado y sacrificado.

Durante dos semanas el acceso a los lagos y lagunas del Parque Moss, donde muchas personas se bañan y nadan, sobre todos los fines de semana, permanecerá cerrado para investigar lo sucedido.

El gerente de Recreación y Parques del condado Orange, Matt Suedmeyer, indicó al canal local de la cadena CBS que los salvavidas del parque escucharon los gritos de la niña y antes de llegar vieron que saltaba y se alejaba de la orilla.

Según la Comisión de Conservación de los Peces y Vida Silvestre de Florida, desde 1948 han sido mordidas por caimanes en el estado 338 personas y de ellas 24 murieron como consecuencia de ello.

El caso más dramático que se recuerda ocurrió el año pasado cuando un niño de 2 años fue atrapado delante de sus padres por un caimán en la orilla de una laguna artificial de un centro turístico en Orlando. Su cuerpo sin vida fue hallado por buceadores pocos días después.

La población de caimanes de Florida se mantiene estable en 1,3 millones de animales.