Se colocó una placa en su casa natal

Vecinos y autoridades de Bera dedicaron un emotivo homenaje a Isidoro Fagoaga

Ana Oliveira Lizarribar - Lunes, 8 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Las autoridades, durante el aurresku que bailaron dos dantzaris de Gure Txokoa.

Las autoridades, durante el aurresku que bailaron dos dantzaris de Gure Txokoa. (CEDIDA)

Galería Noticia

Las autoridades, durante el aurresku que bailaron dos dantzaris de Gure Txokoa.

pamplona- La localidad de Bera se volcó el pasado sábado en el recuerdo del insigne tenor y escritor Isidoro Fagoaga (Bera, 1893-Donostia, 1976), con un emotivo acto que incluyó la colocación de una placa conmemorativa en la fachada de su casa natal, Agramontea, situada en el barrio de Illekueta.

Promovidas por el colectivo Isidororen Lagunak en colaboración el Ayuntamiento de Bera, las actividades contaron con la presencia de la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, y de la directora del Servicio de Museos del Gobierno foral, Susana Irigaray, así como de primer edil de la localidad, Josu Ira- tzoki. El homenaje, asimismo, estuvo presentado por el periodista beratarra Jon Abril, miembro del grupo impulsor de los actos que se están celebrando desde el mes de abril en recuerdo de Isidoro Fagoaga, que antes de dedicarse de lleno a la escritura fue una gran figura de la lírica en Europa, especialista en Wagner, y que decidió dejar de cantar tras conocer el bombardeo de la villa de Gernika a cargo de la aviación nazi. Precisamente, con motivo del 80 aniversario del ataque y de la consiguiente decisión del cantante beratarra, de cuya muerte en 2017 se cumplen 41 años, sus amigos y vecinos han querido recordarle.

ya es tiempo Abril fue el encargado de abrir la cita con un texto en el que recordó el compromiso de Fagoaga y la “osadía que tuvo al salir de casa con 14 años” para partir hacia destinos como Argentina o Italia. “Siempre fue un hombre adelantado a su tiempo”, destacó el periodista, que hizo un juego de palabras con el lema del programa de actos que rinde tributo a esta figura, bada tenorea!, viniendo a decir que ya es tiempo de sacarle del olvido y reconocerle. Tras la interpretación de dos temas por parte de la Coral de Bera, Helena Santesteban, de Isidororen Lagunak, leyó un texto que el propio tenor escribió en 1947, en el que explicaba por qué decidió de cantar tras el bombardeo de Gernika. Posteriormente, intervinieron la consejera Elizalde y Susana Irigaray, que remarcaron el compromiso del Gobierno foral para colaborar en la investigación y difusión de la vida y obra de Fagoaga.

Tras descubrir la placa conmemorativa, que incluye una frase del tenor, dos dantzaris de Gure Txokoa bailaron un aurresku y el acto finalizó con dos canciones interpretadas por la Coral y la Banda de Bera.