Contribución urbana de la Autovía del Camino

Fernando Goñi Abogado - Lunes, 8 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El Defensor del Pueblo dictó el 21 de marzo una resolución en la que recomendaba al Gobierno de Navarra que no aplicara la contribución territorial a las autovías con peaje en el sombra e impulsara la modificación de la Ley Foral de Haciendas Locales para exonerarlas del pago dicha contribución. La resolución se dicta por la queja presentada por Autovía del Camino SAU en un intento más de evitar el pago de la contribución en vista de los resultados infructuosos que está obteniendo en los Tribunales. Es comprensible que la empresa adjudicataria de la Autovía del Camino intente librarse del pago de la contribución urbana, pero que el Defensor del Pueblo se preste colaborar en el juego es preocupante, por el fondo y por la forma.

El Defensor del Pueblo pide al Gobierno de Navarra que no aplique una Ley del Parlamento cuya aplicación por los ayuntamientos la están ratificando los Tribunales. Es inaudito que una institución cuyo cometido es dirigir recomendaciones o recordar los deberes legales a los órganos competentes y al personal al servicio de las Administraciones Públicas para procurar corregir actos ilegales o injustos o lograr una mejora de los servicios de la Administración recomiende que no se aplique la ley y que no se cobre la contribución. Igualmente es inaudito que el Defensor del Pueblo, sabiendo que hay sentencias ya dictadas y procedimientos judiciales abiertos, se pronuncie sobre una queja cuya materia ha sido objeto de juicio. La Ley Foral del Defensor del Pueblo de Navarra se lo impide, pero ha entrado argumentando que analiza con carácter general el trato fiscal a las autovías de Navarra. Aunque en la resolución solo se hable de la contribución urbana olvidando el resto de impuestos y, pese a lo que diga, no afecta a todas las autovías de Navarra, sino a las autovías con peaje en la sombra, que no son tantas.

Sorprende también que dirija la recomendación de no aplicar la contribución urbana al Gobierno cuando son los ayuntamientos los competentes para aplicar el impuesto. Consecuentemente con ese error, el Defensor del Pueblo solo ha solicitado que informara de la cuestión suscitada por la queja al Departamento de Economía y Hacienda, olvidándose de las administraciones competentes para la aplicación, gestión y cobro de la contribución.

El Defensor del Pueblo hace suya la argumentación que Autovía del Camino SAU ha presentado en los recursos contencioso administrativos que se han visto o se están viendo en los Tribunales, reproduciendo un debate sobre la interpretación de la ley que se está dilucidando ante los jueces, pero sin intervención de los ayuntamientos que constituyen la otra parte en los procedimientos. En cuanto a la recomendación de modificación de la actual Ley Foral de Haciendas Locales para liberar a Autovía del Camino SAU de la contribución urbana hay que señalar que, repitiendo argumentos de la empresa vertidos en las demandas, justifica la propuesta en la supuesta conveniencia de igualar la legislación fiscal de Navarra con la del Estado, cuestionando en el fondo la autonomía fiscal de Navarra.