Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
creía que se trataba de un parking público

Entra por error en el garaje de la Policía Municipal de Pamplona y sale denunciado por conducir ebrio

Además el conductor, vecino de Pamplona, se negó a someterse a la etilometría y recibió otra denuncia por circular con el carnet retirado

D.N. - Lunes, 8 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 08:55h

Momento en el que un conductor ebrio entra por error en los garajes de Policía Municipal pensando que accedía a un aparcamiento públicoVER VÍDEOReproducir img

Momento en el que un conductor ebrio entra por error en los garajes de Policía Municipal pensando que accedía a un aparcamiento público.

Galería Noticia

Momento en el que un conductor ebrio entra por error en los garajes de Policía Municipal pensando que accedía a un aparcamiento públicoReproducirInstalaciones de la Policía Municipal de Pamplona.

PAMPLONA. Un conductor despistado y en estado de ebriedad entró este pasado sábado de madrugada en el garaje de Policía Municipal de Pamplona, en la calle Cuesta de la Reina, creyendo que se trataba de un aparcamiento público.

Cuando los agentes encargados de la seguridad se acercaron al vehículo comprobaron que el conductor, un vecino de Pamplona de 38 años, se encontraba muy influenciado por la ingesta de bebidas alcohólicas, ya que era incapaz incluso de volver a arrancar el vehículo al no acertar a introducir la llave. El conductor viajaba acompañado de una mujer que salió a la carrera nada más verse en el interior del garaje.

Como posteriormente el individuo se negó a realizar la prueba de etilometría, se le acusó de conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, negativa a someterse a la prueba de etilometría y también por un presunto delito de pérdida de vigencia del permiso de conducir, ya que le había sido retirado anteriormente por sentencia judicial. Estos delitos están penados con pena de prisión de hasta un año.