Teoría de la casa en Baztan (2)

donde se plantean los primitivos asentamientos hasta el origen del acercamiento humano y de la vecindad

Un reportaje de Lander Santamaría. Fotografía Juan Mari Ondikol - Lunes, 8 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Un típico rincón de Txokoto, donde se cree que surgió el primitivo pueblo de Elizondo.

Un típico rincón de Txokoto, donde se cree que surgió el primitivo pueblo de Elizondo.

Galería Noticia

Un típico rincón de Txokoto, donde se cree que surgió el primitivo pueblo de Elizondo.

Episodios municipales

Lomás primitivo, la vida o la supervivencia en las cuevas en busca de protección frente a las inclemencias meteorológicas y la amenaza que pudiera llegar del exterior, no sin antes, probablemente, expulsar a los animales salvajes que antes que los humanos poblarían también y se refugiarían con sus camadas en el espacio de aquellas cavidades. Estamos en vísperas del descubrimiento del fuego, mucho antes de que el hombre primitivo lograra colonizar su entorno inmediato y soñara con lo que ahora suponemos el hábitat estructural más antiguo, la casa de la arquitectura más antigua y con unas mínimas funciones adaptadas al medio y a las más básicas necesidades.

Ahí se justifica la denominación de Elizondo, en contra de quienes lo traducen por “cerca de la iglesia” (eliza) que es afirmación insostenible con pensar en que primero llegaría el ser humano sería animista y muy anterior a la cristianización. Mayor fundamento ofrece la teoría de que Elizondo procede de leze o eleze(cueva) y el sufijo ondo que se referiría a la dimensión, el tamaño del habitáculo, como defendía el capuchino Francisco (Aita Patxi) Ondarra (+), autoridad en el megalitismo y euskaltzale destacado que le hará académico de Euskaltzaindia.

En sus múltiples correrías (casi diarias) desde su estancia en el Colegio de Lekaroz, Aita Patxi dedicó su vida además de al estudio meticuloso de las materias que dominaba, a la búsqueda de la leze ondo (cueva grande) que daría nombre al pueblo. No lo conseguiría, a pesar de llegar a ser uno de los más exactos conocedores del ámbito del Valle de Baztan, hasta el último y más perdido rincón;pero mantendría su tesis, que uno suscribe, hasta el fin de sus días.

Sea como fuere, va surgiendo a partir de la cueva otro tipo de habitáculo, etxea (la casa) que el hombre va construyendo en lugares próximo a los que se desenvuelve y desarrolla su existencia, tan próximo a los ríos como a las montañas pero siempre cerca de los cursos de agua. Ý con el dominio del medio y el aprovechamiento de los elementos materiales que dispone en su entorno irá poco a poco mejorando y haciendo más sólido y seguro su habitáculo.

No conoce el hierro y los metales ni su transformación, de ahí sus primeros utensilios de cocina en madera o barro, de los que se hablará en otra ocasión, pero ya dispone de fuego que le aporta calor y posibilidad de asado de sus alimentos de origen animal, y su vida empieza a hacerse más fácil y llevadera. Luego observará la posibilidad de uso de materiales más sólidos, la piedra, la tierra y el mortero para unirlas y asentarlas, y ya más tarde la madera que ya es capaz de cortar y transformará adecuadamente y adaptará a sus deseos, sobre todo en busca de la solidez y máxima seguridad que son sus más importantes objetivos. Está pronta a nacer la arquitectura civil, una conquista fundamental.

estadística

CorruPPción. Calculan en 850 los cargos públicos (aunque día a día salen más) del Partido Popular encarcelados, condenados e imputados por corruptos. Añadamos otros tantos testaferros e igual número de beneficiarios directos o indirectos, otra mitad de “ignorantes” esposas, otra mitad de colaboradores necesarios y otro 50% que sabían pero callaban. El partido dice contar con 200.000 afiliados, a salvo los avergonzados que hayan causado baja. Pues nos salen alrededor de 1 por cada 191, lo que no parecen casos tan “aislados” como osan decir. ¡Coño, pero si en proporción hay más que médicos!.

Fichaje. Un “ojeador” aconseja a un presidente el fichaje de un futbolista joven, 19 años, un jugador genial que lleva 72 goles en 17 partidos y su cláusula de rescisión es de 1,5 millones. “Pero su club está casi en ruina y lo puedes fichar por medio millón o menos. Vete a verlo”. Al tiempo le pregunta al presidente si ha hecho alguna gestión, y éste le responde airado: “¡Pero qué dices, si no tiene ni un miserable tatuaje!”. (Definitivo).

LA RIADA DE 1913

subasta de tRES PUENTES

“En la Casa Consistorial, a las once y media del día 4 del actual se verificó a pliego cerrado la de tres puentes. Dos de ellos serán de importancia;uno en Elizondo, otros en el barrio de Vergara de Arizcun y el tercero en el barrio Gorostapolo de Errazu. Se presentaron varios pliegos y se adjudicaron al contratista don Esteban Iribarren de esta localidad, en la cantidad aproximada de 25.000 pesetas”. El corresponsal. Elizondo, a 6 de mayo de 1914. Ciento tres años.