ZER elabora un decálogo de sugerencia

Un lienzo para cubrir Los Caídos mientras se decide qué hacer

ZER elabora un decálogo de sugerencias tras las jornadas de debate sobre el monumento

UPN pide sin éxito que el futuro concurso descarte el derribo

Mikel Bernués / Javier Bergasa - Lunes, 8 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El Monumento a los Caídos.

El Monumento a los Caídos. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

El Monumento a los Caídos.

pamplona- Cubrir la fachada del Monumento a los Caídos con un lienzo en el que ponga que el edificio está clausurado temporalmente en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. Es la primera de las reivindicaciones de la asociación ZER tras las jornadas de reflexión sobre el edificio celebradas a finales de enero. Y a partir de ahí, con el edificio cerrado a cal y canto (excepto para las labores mínimas de mantenimiento) pensar qué hacer y tomar decisiones.

La asociación de carácter memorialista elaboró sus conclusiones el mes pasado. Pero el edificio vuelve a la actualidad después de que UPN intentase en vano en el último pleno municipal que la opción del derribo no se contemple bajo ningún concepto en el futuro concurso de ideas sobre el edificio. El monumento sigue ahí, vacío de golpistas y con nuevo nombre de plaza, mientras a su alrededor se suceden las opiniones sobre qué hacer, derribo sí o derribo no, su resignificación, etc...

ZER elaboró 10 conclusiones con las aportaciones de los ponentes e intervenciones del público en sus jornadas, con notable éxito de participación. Su objetivo era “establecer un marco de criterios y condiciones para el proceso que se abra sobre el destino del Monumento y su entorno, así como para cualquier propuesta de actuación sobre el mismo”.

“Tanto el proceso como cualquier propuesta de actuación debe hacerse en el marco del cumplimiento de las leyes de Memoria histórica y de Símbolos en vigor. El Ayuntamiento deberá encargar un informe jurídico que dictamine el carácter del Monumento como símbolo o la existencia de posibles excepciones de carácter artístico. Para ello deberá nombrar una comisión que revise la actual calificación artística del edificio, con criterios objetivos”.

En cuanto a los posibles usos, solo contemplan dos opciones: derruirlo y sustituirlo por una alternativa en memoria de las víctimas o llevar a cabo una resignificación irreversible como espacio para la memoria histórica. Un proceso en el que “deben quedar excluidos cualquier institución, organización o particulares que no condenen el golpe”. Así, en caso de crearse un espacio o centro de la memoria en el solar o el edificio, la gestión, opinan, debería cederse a una entidad autónoma de las instituciones y el Ayuntamiento y en la cual las asociaciones memorialistas tengan un papel determinante. “El destino definitivo del Monumento y su entorno tendrá en cuenta la opinión de la ciudadanía, siempre dentro de las condiciones mínimas de resignificación o derribo”, apuntan desde la asociación, apostando porque el resultado sea vinculante.

sin homenajes a golpistasDurante las jornadas se hizo especial hincapié en la importancia de que la cripta, uno de los espacios más significativos, se desacralice y clausure hasta que se resuelva el proceso. “El Ayuntamiento debe impedir por todos los medios que se sigan realizando misas de homenaje a los golpistas y asesinos de 1936”, defienden los participantes, convencidos de que este proceso ha de resolverse en un plazo “razonablemente breve” para que las víctimas de mayor edad logren “una reparación en vida”.

Desde ZER abogaron también por que el Ayuntamiento de Pamplona y Gobierno foral desarrollen políticas de memoria histórica proactivas y en colaboración con las asociaciones para “resolver a la mayor brevedad todos los casos que vulneran las Leyes de Memoria Histórica”. Y pidieron que se creen materiales divulgativos, programas educativos, visitas guiadas y campañas informativas para que la ciudadanía conozca la verdadera historia y características del mausoleo golpista.