Navarra desarrollará 4 proyectos de I+D+i rural con 565.421 euros

La consejera Isabel Elizalde indica que estas iniciativas se llevarán a cabo entre este año y 2020

Martes, 9 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

pamplona- La consejera de Desarrollo Rural, Isabel Elizalde, informó ayer de que su consejería realizará cuatro proyectos europeos de I+D en el sector primario entre 2017 y 2020 por medio de Intia. Elizalde, que se mostró “satisfecha” de exponer estos proyectos porque suponen la “consolidación” del sector agrario de Navarra en el programa Horizonte 2020, presentó las iniciativas, acompañada por el gerente de Intia, Juan Manuel Intxaurrandieta, y el responsable de I+D en Intia y de los proyectos, Alberto Lafarga.

El coste de 565.421 euros “será subvencionado a posteriori íntegramente” con fondos del programa europeo citado. “El principal reto de la agricultura y la ganadería es producir de forma sostenible”, dijo Elizalde, quien añadió que esto “no se supera sin un importante esfuerzo en pro de la investigación, innovación”, así como su correspondiente acercamiento a agricultores y ganaderos.

Lafarga desarrolló cada proyecto y explicó que el primero de ellos, denominado AgriLink, “pretende actualizar los sistemas de asesoramiento y transferencia del conocimiento”. “Generamos mucho conocimiento en Navarra, pero si no se transfiere hasta el agricultor, no sirve para nada”, dijo. Esta iniciativa cuenta con el 58% del presupuesto.

El segundo de ellos, llamado ReMIX, “busca desarrollar la biodiversidad”. “Tenemos sistemas muy monoculturales y crea muchos problemas”, aclaró la consejera, por lo que con este programa, que se llevará el 22% del presupuesto, se buscará aprovechar los “beneficios de la mezcla de especies” para “diseñar sistemas de cultivo más diversificados y resistentes”.

La tercera iniciativa, PLAID, “pretende integrar al agricultor en la generación de conocimiento”, apoyándose en la “demostración” que un profesional de este sector puede estar haciendo “en su propia explotación”, pues en quien más confía un agricultor es “en otro agricultor”. Tiene una asignación del 16% del presupuesto.

Finalmente, la propuesta IWMPRAISE, que tiene asignado el 4% restante, apuesta por un “manejo integrado de malas hierbas” y trata de “reducir al máximo la utilización de herbicidas”, experimentando en la búsqueda de alternativas como el cultivo de olivo.

Intxaurrandieta defendió la realización de “sistemas competitivos pensando en el largo plazo” desde una perspectiva de “sostenibilidad ambiental y manejo del concepto de resiliencia”. Dijo que en dichos programas han participado 72 equipos de 22 países y que están relacionados con “demandas del sector”. - Efe