Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
un informe concluyó que la firma era de una

Condenadas dos mujeres tras denunciar en falso que no les habían devuelto 2.200 euros

EFE - Martes, 9 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 13:54h

Exterior del Palacio de Justicia de Pamplona.

Exterior del Palacio de Justicia de Pamplona. (Oskar Montero)

Galería Noticia

Exterior del Palacio de Justicia de Pamplona.

PAMPLONA. El titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Pamplona ha condenadoa dos mujeres, madre e hija, por una denuncia falsala primera y falso testimonio la segunda, al sostener ambas la acusación contra dos mujeres por haber falsificado su firma y no devolver 2.200 euros de una fianza.

El fallo de la sentencia, que no es firme, condena a la madre por un delito de denuncia falsa a pagar una multa de 3.600 euros, mientras que su hija es condenada por un delito de falso testimonio a 10 meses de cárcel y al pago de 960 euros de multa.

Los hechos se remontan a noviembre de 2014, cuando la madre interpuso ante un juzgado pamplonés una querella contra la propietaria de un piso y la representante de una inmobiliaria por un delito de falsificación en concurso con un delito de estafa.

"Con conocimiento de la falsedad de la imputación", señala la sentencia, la mujer sostenía que las dos acusadas por ella habían falsificado su firma en un documento en el que reconocía que retiraba 2.200 euros de la inmobiliaria, que habían sido entregados por ella misma a esa oficina para realizar una oferta de compra por una vivienda, aunque finalmente le eran devueltos al retirar la oferta la propietaria.

La querella originó diversas actuaciones judiciales, en las que la madre reitero que ella no había firmado el documento, mientras que la hija ratificaba esa versión, "faltando conscientemente a la verdad, dado que había estado presente en el momento en el que su madre lo firmó en la inmobiliaria para obtener la devolución del dinero", asegura la sentencia.

Todo ello fue corroborado por un informe pericial caligráfico en el que los peritos de la Guardia Civil concluyeron que la firma era de la mujer y el documento era el original.