Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Premio Brunet denuncia que muchas penas de muerte se firman sin un juicio

Clive Stafford es el fundador de la ONG británica Reprieve, que ayuda a presos vulnerables con penas de ejecución

Leticia de las Heras / Patxi Cascante - Martes, 9 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Clive Stafford, relatando que todos los martes en la Casa Blanca se decide quién es ejecutado y comparándolo con un coliseo romanoVER VÍDEOReproducir img

Clive Stafford, relatando que todos los martes en la Casa Blanca se decide quién es ejecutado y comparándolo con un coliseo romano.

Galería Noticia

Clive Stafford, relatando que todos los martes en la Casa Blanca se decide quién es ejecutado y comparándolo con un coliseo romanoReproducirClive Stafford, relatando que todos los martes en la Casa Blanca se decide quién es ejecutado y comparándolo con un coliseo romano.Clive Stafford, junto al rector Carlosena.

Pamplona- El fundador de la ONG británica Reprieve, Clive Stafford Smith, denunció horas antes de recoger el Premio Internacional Jaime Brunet 2016 a la Promoción de los Derechos Humanos la existencia de todo tipo de ejecuciones a personas, subrayando el hecho de que muchas se realizan además sin un juicio previo.

“No muchas personas lo saben, pero cada martes en la Casa Blanca hacen una reunión en la que están el presidente y el director de la CIA en la que muestran una presentación con fotos, normalmente de hombres musulmanes con barba, y deciden cuáles van a ser asesinados” aseguró comparando la residencia presidencial con un coliseo romano en el que el emperador decide la vida o la muerte con su pulgar.

Precisamente, la secretaria general de la UPNA y miembro del jurado del premio, Inés Olaizola, destacó que en la elección de la organización como merecedora del premio consideraron de vital importancia el trabajo en la defensa a presos en situación de especial vulnerabilidad que realiza la ONG en un momento en el que, apuntó, “parece que todo está permitido a costa de las libertades y a favor de la seguridad”.Según el informe global de condenas de muertes y ejecuciones en 2016, 3.117 personas fueron condenadas a muerte en 55 países. Aunque Stafford reconoció que la tasa de ejecuciones ha descendido un 50% desde que empezaron sus acciones, subrayó que tan solo en Estados Unidos hay 2.850 personas en el corredor de la muerte. “Si matamos a una persona cada día, dentro de 10 años todavía no se habrá acabado”, ilustró.

El galardón, que recogió ayer en un acto celebrado en la Universidad Pública de Navarra, está dotado con 36.000 euros. Stafford no pasó esto por alto, pues aunque también valoró el reconocimiento social del premio, aseguró que ese dinero supondrá un gran impulso debido a que “defender los derechos humanos no resulta barato” y esa aportación financiera les ayudará “muchísimo” en su labor. Sin ir más lejos, comentó que, desde que comenzaron con su actividad en 1999, ha realizado ya 36 viajes a Guantánamo.

A cerca de cómo eligen los casos en los que intervienen, el fundador de la ONG aludió a que optan por defender a aquellas personas que sufren más odio, aunque en ocasiones también buscan casos que consideran que pueden tener un mayor impacto mediático como, por ejemplo, los que tienen implicados a personas muy vulnerables y limitada responsabilidad como niños o personas con enfermedades mentales.

Preguntado por el desarme de ETA, Stafford declaró que se deben poner los medios para que “esas cosas no vuelvan a ocurrir”, considerando que será necesario “juntar a los acusados con las víctimas” y aplicar una “justicia reparativa”. Así mismo, mencionó que el sistema jurídico de España, sobre todo el sistema penal es “espantoso” ya que, a su juicio, hace muy complicado defender ante un tribunal los derechos legales de una persona.

Incoherencias La presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez, aprovechó su intervención en el acto de entrega para poner el dedo en la llaga de la incoherencia de los gobiernos que, como el español, “impulsa la erradicación de la pena de muerte a nivel internacional” a la vez que firman tratados de cooperación y amistad con países que “ejecutan habitualmente a seres humanos”. A este respecto, aunque Stafford consideró que España no está actuando como “perro faldero” en la “guerra contra el terror”, reclamó que tampoco puede ser ajena a los problemas internacionales en este ámbito.