Bera se suma a la Bolsa de Alquiler del Gobierno de Navarra

El Ayuntamiento detectará las viviendas no ocupadas y cuantificará la demanda

Aitor Arotzena - Martes, 9 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

El vicepresidente Miguel Laparra y el alcalde de Bera, Josu Iratzoki, en la firma.

El vicepresidente Miguel Laparra y el alcalde de Bera, Josu Iratzoki, en la firma. (Foto: G.N.)

Galería Noticia

El vicepresidente Miguel Laparra y el alcalde de Bera, Josu Iratzoki, en la firma.

bera- El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, como presidente del consejo de Administración de la empresa pública Nasuvinsa, y Josu Iratzoki, alcalde del Ayuntamiento de Bera, firmaron en fechas recientes un acuerdo de colaboración por el que la localidad se incorpora al programa Bolsa de Alquiler del Gobierno de Navarra.

Tal y como señaló el vicepresidente Laparra durante la firma del convenio, 
“poner en el mercado viviendas con rentas acordes a la capacidad económica de sus personas inquilinas favorece la creación de nuevos hogares y la cohesión e integración social”.

El convenio estipula que Nasuvinsa, como sociedad pública gestora de la Bolsa de Alquiler, ofrece a los ciudadanos que aporten su vivienda vacía al programa una serie de garantías, como el cobro puntual y asegurado de la renta, la devolución de la vivienda en buen estado y la contratación de un seguro multirriesgo del hogar (de continente) que cubre los siniestros que pudieran ocasionarse en la vivienda.

Asimismo, el Gobierno de Navarra, a través del Departamento de Derechos Sociales, subvenciona a las familias inquilinas en función de sus ingresos y unidad familiar un 25%, 50%, 75% o 90% de la renta a pagar, de forma que tales familias puedan acceder a arrendamientos asequibles conforme con su capacidad económica.

El Ayuntamiento de Bera, por su parte, se compromete a ofrecer su capacidad, conocimiento del medio y cercanía al ciudadano para facilitar a información a las personas residente en la localidad sobre las condiciones del programa, así como para gestionar de modo ágil la Bolsa de Alquiler.

De este modo, el Consistorio se encargará de identificar y detectar el número de viviendas no ocupadas existentes en la localidad y de cuantificar la demanda potencial, para dirigirla a un censo de solicitantes de vivienda protegida;además, tendrá la función de potencial la rehabilitación de los inmuebles y de fomentar un mantenimiento correcto de éstos;facilitará las gestiones tanto de las personas propietarias como de las inquilinas;y estudiará la concesión de exenciones fiscales a las personas que aporten sus viviendas al programa.