Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

“recorte de derechos lingüísticos”

Vecinos de Cizur acudirán con firmas al Parlamento para seguir en la zona mixta

Solo un alguacil sabe euskera en una plantilla recurrida al TAN - No hay línea de euskera en 0-3 años y para el modelo D dependen de Zizur Mayor -
Cuatro concejos ya han rechazado la moción de UPN ante el “recorte de derechos lingüísticos” tras 30 años

Ana Ibarra / Unai Beroiz - Martes, 9 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Sesión plenaria de la cendea en Gazólaz con los once ediles.

Sesión plenaria de la cendea en Gazólaz con los once ediles. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

  • Sesión plenaria de la cendea en Gazólaz con los once ediles.

gazólaz- Vecinos de la Cendea de Cizur han iniciado una campaña de recogida de firmas que presentarán al Parlamento foral junto con diferentes acuerdos concejiles para manifestar su rechazo a la propuesta del Ayuntamiento de salir de la Zona Mixta. La iniciativa, que no descarta llegar hasta Estrasburgo, pretende frenar la “pérdida de derechos lingüísticos” que implica que un municipio de la Comarca de Pamplona pase a la Zona No Vascófona tras permanecer más de 30 años en la Zona Mixta. El Parlamento tiene la última palabra. La cendea tiene mayoría para hacerlo con 6 de 11 ediles en manos de UPN. Se da además la circunstancia de que el mayor concejo de este ayuntamiento compuesto, Cizur Menor, está presidido por un edil regionalista. Así, el Pleno debatirá mañana una moción de UPN en dirección contraria a la adoptada por 43 municipios que han manifestado, también por acuerdo de Pleno, su voluntad de incorporase a la Zona Mixta (entre ellos Beriáin. Hasta el momento Noáin/Valle de Elorz es el único ayuntamiento de la Comarca que sigue en la Zona No Vascófona. La medida influye en la atención ciudadana al menos en dos planos esenciales: en los perfiles de la plantilla orgánica que UPN ha visto recurrida en los últimos años ante la ausencia de personal que hable en euskera, y en la oferta educativa, tanto en el tramo 0-3 -actualmente castellano e inglés- como en la definición de los modelos lingüísticos de otros ciclos educativos que se implementen.

La plantilla municipal la forman nueve trabajadores (interventor, asesora de concejos, jefe de mantenimiento, dos alguaciles, secretario, dos administrativos y coordinador de cultura) para 3.800 habitantes. El servicio de arquitecto y de traducción se contrata de manera externa, y en castellano.

Los concejos críticos con la medida (de momento han adoptado acuerdos en junta concejil contrarios a la salida Larraia, Muru, Zariquiegui y Undiano). Astráin, Paternáin, Gazólaz y Cizur Menor se reunirán entre hoy y mañana para fijar posturas. Según explicó Enrike Miranda, de Undiano, la comisión de concejos que se convoca cada tres meses tenía previsto reunirse el pasado 3 de mayo pero el Ayuntamiento anuló la cita “por falta de temas”, mientras que esa misma semana se presenta una moción que “condena al municipio a perder -resta no suma- unos derechos lingüísticos en una decisión que dudamos de que sea legal”. “No se ha consultado en ningún órgano una decisión tan trascedente. Es un salto gigante”, subraya. Cree además que no es casual que se adopte después de que el grupo municipal de Erreniega haya recurrido por segunda vez la plantilla municipal de 2016 que, afirma, “discrimina” a la población bilingüe que “no puede dirigirse al Ayuntamiento de forma oral o escrita”. El TAN obligó al Ayuntamiento a definir el perfil de los puestos con conocimiento de euskera. Sin embargo, la respuesta del equipo de gobierno fue establecer que todos los puestos actuales fueran en castellano, y sin incluir nuevas plazas, razón por la que ha vuelto a ser recurrida (con el aval de 79 vecinos) porque no hay “ni siquiera una persona en el mostrador que atienda en euskera”. Hace un mes se aprobó la plantilla de 2017 con las mismas carencias.

Desde que gobierna UPN (2011) se han producido, expone, “un claro retroceso en materia de euskera”. De hecho, se recortó el convenio con Zizur para compartir el servicio de técnico de euskera, se anularon las publicaciones y bandos en bilingüe, lo que después se “rectificó”. Destaca además que más de 60 escolares de la cendea cursan en el modelo D en Zizur Mayor (concentración escolar) que pertenece la Zona Mixta. “También hemos pedido sin éxito que se abra una línea en euskera para el 0-3, con 18 solicitudes”.

Los vecinos temen además que las subvenciones que recibe la ikastola San Fermín peligren si hay un cambio de gobierno al pertenecer a la Zona No Vascófona. En caso de que se desarrollaran nuevas urbanizaciones como Guenduláin, los nuevos centros educativos no tendrían la obligación de ofrecer el modelo D, añaden.

nueva leyDesde alcaldía Jesús Antonio Barricarte (UPN) destacó ayer que la última palabra la tiene el cuatripartito desde el Parlamento. “Esta decisión se adopta ahora porque hay un plazo para modificar la ley y cambiar la zonificación“, expuso. “Lo que no puede ser es que se señale como unaisla a Cizur por entrar en la Zona No Vascófona, y no a Tafalla por entrar en la Mixta. Hay que medir los cambios bajo el mismo rasero”, subrayó. La medida no va a tener “ninguna incidencia” en la actividad diaria, observa. “No se han creado nuevos puestos en la plantilla, tenemos un servicio de traducción que sale infinitamente más barato que tener un traductor, y la situación jurídica de un centro privado no va a cambiar”, expuso. “No creemos que tenga que pesar más el reconocimiento de una lengua que los conocimientos”, expone. Subraya además que el TAN obliga a definir unos perfiles pero “no cuáles tienen que ser” y así lo reconoce, indica, un informe del secretario. Y agrega que la demanda real en la prematriculación del 0-3 en euskera fue de 7 solicitudes.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia