El vicepresidente de la CEOE defiende el régimen foral navarro

Antonio Garamendi indica que “alguna comunidad en España estaría en quiebra” al no saber gestionar un convenio así

Miércoles, 10 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Antonio Garamendi habla con José Antonio Sarría.

Antonio Garamendi habla con José Antonio Sarría. (Foto: Patxi Cascante )

Galería Noticia

Antonio Garamendi habla con José Antonio Sarría.

pamplona- El presidente de Cepyme y vicepresidente de la CEOE, Antonio Garamendi, defendió los regímenes forales navarro y vasco y sostuvo que no comprende que alguien hable de la Constitución y luego se meta con ellos. “Son regímenes constitucionales”, por lo que “no tienen discusión”, dijo. Felicitó a los dos gobiernos porque no todos los ejecutivos tendrían una economía saneada en sus mismas circunstancias, ya que los conciertos son “muy peligrosos, si te van mal los pagas y alguna comunidad en España estaría en quiebra a pesar del concierto y el cupo”, apuntó.

De esta forma se pronunció en Pamplona, en el foro Ser Navarra, donde ofreció una conferencia en la que defendió la reforma laboral, si bien se mostró dispuesto a modificarla en algunas aspectos, valoró el acuerdo presupuestario alcanzado por el Gobierno central y se mostró contrario a una huelga porque “no es bueno”. “No somos los malos de la película, somos una parte más del sistema”, dijo respecto a los empresarios.

Tras remarcar que los costes salariales en España están por encima de los de Europa, opinó que en relación con los salarios se hace “bastante demagogia”, ya que “ha habido inflaciones negativas con crecimiento de los salarios”, a lo que añadió que en “las empresas donde las cosas van bien debieran subirse los salarios”. Al hablar de salarios aludió a la productividad y al absentismo.

Sobre las pensiones indicó que hay protegerlas y una forma de hacerlo es creando más riqueza y más empleo, porque así habrá más cotizantes y temas como la orfandad o viudedad “posiblemente habrá que llevarlos a otros impuestos”.

Indicó que la economía española está funcionando mejor de lo que se preveía y se puede llegar a crecimientos del 2,6 o 2,8%, pero advirtió de que hay que tener presente el precio del petróleo o el control de la deuda. Incidió en hacer frente a la morosidad en los pagos y de mejorar en innovación. Y se mostró partidario de “ajustar las pensiones de los autónomos a la realidad”, de forma que coticen en función de sus ingresos. - Efe