Navarra y la CAV se unen para impulsar la oveja latxa

En la Comunidad Foral hay 228 explotaciones, con casi 75.000 cabezas
Estas granjas producen 5,5 millones de litros de leche
El sector es “rentable”

Nerea Mazkiaran - Miércoles, 10 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Asistentes a la jornada, con autoridades.

Asistentes a la jornada, con autoridades.

Galería Noticia

Asistentes a la jornada, con autoridades.Bittor Oroz e Isabel Elizalde, en la mesa.

altsasu- En torno a un centenar de pastores y trabajadores del sector ovino de leche latxo participaron ayer en Altsasu en la primera jornada de trabajo de un proceso participativo y colaborativo con todos los agentes sectoriales de Navarra y Euskadi cuyo fin último es el diseño de un plan de dinamización del ovino de leche latxo, según explicó la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde.

Por parte del Gobierno Vasco acudió al encuentro el viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria, Bittor Oroz.

“Es una reunión que hasta ahora no se había hecho y entendemos que se tenía que haber dado hace mucho tiempo. Esperamos que sea la primera de muchas porque es un sector que tenemos que trabajar juntos sí o sí”, señaló la consejera, quien destacó que Navarra y Euskadi comparten la DO Idiazabal así como una manera de entender el territorio y problemáticas muy parecidas.

“El objetivo es poner sobre la mesa la situación del sector y escucharnos parar tener unos criterios comunes a la hora de decidir donde queremos ir”, apuntó Elizalde, quien remarcó que el ovino de leche latxo está consiguiendo los últimos años una rentabilidad económica. “Es un sector que tiene futuro y queremos que se visibilice”, señaló, al tiempo que resaltó su importancia social y medioambiental. “Cumple un papel estratégico como vertebrador del territorio. Mantener el ganado en los montes implica que puede haber futuro en los pueblos. Se trata de desarrollo sostenible sobre estas tres patas”, manifestó la consejera.

relevo generacionalEl objetivo era establecer las líneas principales de una hoja de ruta de un Plan Estratégico de la Oveja Latxa previsto para 2018. “El contenido del plan marcará al Gobierno de Navarra las actuaciones concretas para fortalecer este modelo de producción, haciéndolo rentable y atractivo para las nuevas generaciones y mujeres que apuesten por un futuro mejor en el medio rural”, dijo Isabel Elizalde.

Por otro lado, la consejera anunció que este mes de mayo se aprobarán las modificaciones solicitadas por el Gobierno de Navarra en el Programa de Desarrollo Rural par avanzar en la consolidación de un modelo de producción extensivo ligado al territorio.

Así, se procederá al aumento del pago compensatorio en zonas de alta montaña, que pasará de 71 a 106,5 euros por hectárea. En zonas de montaña pasará de 51,10 a 76,79 euros. Las zonas con limitaciones naturales también verán aumentada su compensación de 40 a 60 euros por hectárea.

la cadena de valorOroz, por su parte, indicó que en el marco del plan de dinamización se hará una reflexión integral de toda la cadena de valor en su conjunto. “No obstante, la reflexión no debe plantearse solo en términos de competitividad, sino que también debemos avanzar en dotar al sector del prestigio social necesario para hacerlo atractivo para los jóvenes y garantizar así el relevo generacional”.

Con el fin de hacer un diagnóstico integral del sector, en la jornada de ayer se formaron varias mesas de trabajo que analizaron diferentes cuestiones como sector productor, sector transformador y comercialización.

También la cadena de valor;emprendimiento y relevo generacional, donde también se analizó el papel de la mujer en el sector, y marcas de calidad.

Navarra cuenta con 228 explotaciones de latxa, de las cuales 218 son con ovejas de esta raza en exclusividad. Cuentan con 74.735 cabezas reproductoras en ordeño.

los datosDurante la campaña 2015-2016 las explotaciones navarras produjeron 5,5 millones de litros de leche. La mayoría, 182 explotaciones, vendieron su producción directamente a la industria y 54 elaboraron queso en la propia explotación.

La mitad de estas queserías están acogidas a la DO Idiazabal y una la DO Roncal, cuatro son de producción ecológica y el resto no pertenecen a ninguna denominación.