Accidentes causados por fauna silvestre cinegética

Cristina Castro - Miércoles, 10 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

En nuestra comunidad se están produciendo accidentes causados por fauna silvestre cinegetica (corzos, ciervos, jabalí).

En concreto me refiero a un accidente que se produjo el martes día 18 en la autovía del Camino, una vez pasado Estella. Mi hijo tuvo la desgracia de toparse con un corzo a esa altura en la madrugada del martes 18, y, bueno, mi hijo no sufrió daños (susto, nervios, dolor de cabeza). El corzo falleció y el coche tiene varios desperfectos. Siempre te queda la cosa de que podría haber sido peor.

He detallado todo esto para que se entere el Gobierno de Navarra que siguen pasando accidentes por no tener en las autovías las debidas medidas de protección para que la fauna cinegética no cruze la autovía.

En un escrito publicado en el DIARIO DE NOTICIAS con fecha 22 de enero de 2017, ADECANA reclamaba elevar los dobles cerramientos hasta una altura suficiente que no puedan saltar, como está ocurriendo, los corzos, ya que ésta tiene solo metro y medio de altura, enterrando con cemento la parte inferior de las mismas para evitar que los jabalíes abran huecos por debajo. Además de ello ha solicitado (ADECANA) que instalen sistemas de pasos canadienses en el resto de las carreteras locales que quedan pendientes , ya que si no pueden entrar también por allí.

En la autovía del Pirineo han actuado con más acierto, donde, gracias al empeño de los técnicos medioambientales del departamento se han instalado bastantes pasos de fauna tanto subterráneos como alguno elevado. Prueba de ello es que en esta autovía ocurren muchos menos accidentes que en el resto.

Las celebraciones del día de la madre y el día del padre mueven al año millones de euros por toda Europa. Sin embargo, es impactante cómo a pesar de que los padres son celebrados internacionalmente al menos una vez al año, los niños son completamente olvidados. Aun existiendo el Día Universal del Niño sólo se celebra por la ONU el 20 de noviembre y no tiene demasiado seguimiento. Esta actitud de glorificación hacia los padres es especialmente dañina, debido a que retrata a los progenitores como héroes que aguantan y sobreviven a sus hijos como pueden. Tener descendencia, o no, es una decisión, al igual que mantener relaciones sexuales, esto hace que los padres sean enteramente responsables del nacimiento de sus hijos y no al revés. Por motivos de edad y madurez el daño que un hijo puede hacer a un padre jamás podrá ser comparable con el que un padre puede hacer al hijo, el cual estará expuesto a sus padres en las etapas más frágiles de su desarrollo. Y este tema es la deshonra de varios países, pues en situaciones de abuso físico o emocional las denuncias de hijos contra sus progenitores siempre llegan tarde, cuando el trauma o el daño ya ha sido causado y el niño ha de ser separado de sus padres. En ocasiones la separación ni siquiera se produce debido a que en la mayoría de casos el maltrato es emocional, el cual a pesar de poder ser incluso más perjudicial que el físico, es más difícil de probar. Ser padre puede ser duro, pero es algo que se elige, ser hijo puede ser duro pero jamás lo eliges.