Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La división de la izquierda pone en peligro el acuerdo para sacar a Franco de los Caídos

La iniciativa, que se vota mañana en el Congreso, está pendiente de la negociación de enmiendas al texto del PSOE

Miércoles, 10 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

La bancada de Podemos aplaude en un momento del pleno de Congreso celebrado ayer.

La bancada de Podemos aplaude en un momento del pleno de Congreso celebrado ayer. (Foto: Efe)

Galería Noticia

La bancada de Podemos aplaude en un momento del pleno de Congreso celebrado ayer.

pamplona- Contra todo pronóstico, la proposición no de ley del PSOE que pide un nuevo impulso de la Ley de Memoria Histórica y exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos no concitó ayer el respaldo de partidos de izquierda como Podemos o ERC, que creen insuficiente la iniciativa de los socialistas.

El pleno del Congreso debatió ayer -aunque votará mañana jueves- esta proposición no de ley del PSOE, que, al no tener rango de ley, no es de obligado cumplimiento para el Gobierno.

Podemos amenaza con abstenerse el jueves si no se aceptan sus enmiendas, lo mismo que ERC, que incluso se plantea votar en contra ante una iniciativa que califica de “monumento al cinismo político”.

Del otro lado, el PP se opone también a la propuesta en su conjunto, mientras que Ciudadanos está dispuesta a apoyarla, siempre que no se acepten las enmiendas de ERC y Podemos.

Así las cosas y siempre que no se acerquen posturas de aquí al jueves, la iniciativa no parece que pueda salir adelante por los vetos cruzados.

Además de la exhumación de los restos de Franco, la proposición no de ley de los socialistas reclama también trasladar a José Antonio Primo de Rivera a un lugar “no preeminente” del edificio.

También pide la elaboración de un censo completo de las infraestructuras realizadas con trabajos forzados para colocar placas en memoria de los represaliados, así como estudiar la creación de bancos de ADN para la identificación de desaparecidos.

Suprimir cualquier tipo de subvención a entidades que ensalcen o defiendan la dictadura o estudiar la nulidad de las condenas dictadas por los tribunales penales franquistas contra quienes defendieron la legalidad republicana son otras de las medidas.

En defensa de la iniciativa, el diputado del PSOE Gregorio Cámara pidió al Gobierno y al PP que cambien de actitud y entiendan que la memoria histórica es la memoria “de todos” y que las heridas del pasado se curan “con más verdad”.

Desde el grupo de Unidos Podemos, Xavier Domenech reclamó que el Estado se haga cargo directamente de las exhumaciones de los represaliados y criticó que no se anulen todas las sentencias de los tribunales franquistas con el argumento de que afectaría a la seguridad jurídica. “Eso equivale a equiparar un Estado fascista con un Estado de derecho”, denunció.

Muy duro, el portavoz de ERC, Joan Tardá, criticó duramente al PSOE por presentar ahora una iniciativa que pretende poner en marcha lo que no aplicaron cuando estaban en el Gobierno. “¿Cómo pueden hablar de una comisión de la verdad, si no reniegan de la Ley de amnistía?”, les reprochó. Tardá rechazó que los socialistas propongan poner placas de recuerdo en aquellas infraestructuras construidas con trabajadores “esclavos” en lugar de exigir a las empresas a indemnizar a las víctimas.

“El PP no ha hecho nada para que esta ley se desarrolle”, criticó el diputado del PNV Joseba Aguirretxea, mientras Marta Sorlí, de Compromís, denunció que la tumba de fascistas se sigan pagando con dinero de todos los españoles gracias a un partido cuyo origen ideológico es, a su juicio, “el Cara al sol”.

Desde Ciudadanos, su secretario general, José Manuel Villegas, avanzó que el jueves votará a favor de la iniciativa, siempre y cuando no se modifique la propuesta inicial del PSOE. Villegas invitó al resto de partidos a alcanzar “amplios consensos” sobre un asunto en el que ningún partido debería tener problemas para denunciar las “tiranías” ni para reclamar justicia para las víctimas. - Efe/E.P.