18 colectivos impulsan una coordinadora en Rochapea que quiere aglutinar a otros 47

El objetivo es impulsar la construcción de barrio y proyectos participativos como locales vecinales

Ana Ibarra Oskar Montero - Miércoles, 10 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

La concejala Patricia Perales en la celebración del tercer foro de barrio en Jus La Rocha.

La concejala Patricia Perales en la celebración del tercer foro de barrio en Jus La Rocha. (Foto: Oskar Montero)

Galería Noticia

La concejala Patricia Perales en la celebración del tercer foro de barrio en Jus La Rocha.
“Os animo a abrir espacios de debate y presentar iniciativas para construir barrio”

pamplona- 18 colectivos y vecinos de Rochapea han aunado fuerzas constituyendo una coordinadora de asociaciones como frente común para hacer valer sus reivindicaciones y, lo que es más importante, dar impulso a la construcción de barrio. Otros 47 colectivos están llamados a una reunión prevista este mismo mes (16 de mayo) además de los vecinos y vecinas de la Rochapea que quieran participar en la puesta en marcha de una asamblea vecinal que recupere el “pulso ciudadano” a nivel de barrio y tenga una interlocución más directa con el Ayuntamiento. Una parte de estos colectivos participaron ayer en la tercera ronda de los Foros de Barrio que organiza el Consistorio municipal.

El objetivo de la coordinadora, que también se mueve con otros movimientos vecinales para definir una federación de barrios a nivel de toda Iruñea, es favorecer la “participación ciudadana”. “Desde hace cinco o siete años hemos notado un bajón en el movimiento asambleario, hay mucho tejido social pero necesita un empuje”, explicaba Raúl. Desde la comparsa de gigantes Óscar Castillejo y Daniel García, del colectivo Ibili, abogaban por “un barrio dinámico, intercultural, intergeneracional e inclusivo”. En esta coordinadora participan asociaciones de corte vecinal (Mendialdea), social (Batean que trabaja en la promoción de la infancia y la juventud o el gaztetxe), educativo (apymas) y cultural junto a diferentes colectivos con sede en el barrio como la asociación ludópatas, el Hogar Extremeño o los del TDH, citan a modo de ejemplo.

La nueva mesa vecinal, que se reunirá cada tres meses, coincide en el diagnóstico de un barrio con problemas de paro, un comercio local en declive, con necesidades habitacionales y, a su vez, mucha vivienda y locales vacíos, y con falta de locales para diferentes generaciones, exponen.

“No tenemos sitio ni para guardar los gigantes, el centro de la Carbonilla se ha quedado pequeño para las necesidades de un barrio (22.600 habitantes) que ha crecido muchísimo, y en este momento se están haciendo más actividades en el gaztetxe que en ningún otro local. Por otro lado, el civivox tiene muchas limitaciones de horarios y poca agilidad en su gestión”, coinciden. “No hay prioridades de momento porque queremos definir la búsqueda de necesidades de manera conjunta”, remarcan a la hora de priorizar. “La filosofía es impulsar el trabajo comunitario en los barrios y también establecer contactos con otras coordinadoras de otros barrios para compartir experiencias y propuestas”, destacaron.

Al inicio de la sesión la concejala de barrio Patricia Perales (EH Bildu) destacó las iniciativas vecinales que se habían planteado en otros foros como la necesidad de crear espacios para jóvenes y mayores, la redefinición del civivox, los problemas de tráfico, limitar la velocidad del tráfico en las calles, el desarrollo de proyectos de huertos urbanos, y una pasarela que enlace con el barrio de Buztintxuri. Incidió a su vez en la necesidad de potenciar grupos de trabajo desde el ámbito vecinal que funcionen de manera autónoma y que sean capaces de generar propuestas desde “abajo” de tal forma que encaminen procesos participativos como los que se han llevado a cabo en Chantrea (parque Chantrea Sur o los usos del edificio de Salesianas) o en el Casco Viejo con el proyecto Plazara en el palacio de Redín y Cruzat, los huertos urbanos en Jarauta o el festival Ibaiertzean en San Jorge en el que participan diferentes colectivos del barrio. “El Ayuntamiento tiene recursos y una responsabilidad, y puede enriquecer soluciones. Sin embargo, es importante que la construcción de los proyectos del barrio y la priorización de los mismos se haga desde el vecindario, abriendo espacios de debate de manera conjunta y coordinada entre todos y todas para edificar el barrio”, expuso Perales que animó a los vecinos a presentar iniciativas antes de definir los presupuestos, anunció que está dispuesta a reunirse con ellos una vez al mes, y presentó al técnico de barrio como “apoyo”.

Patricia perales

Concejala de barrio

mesas de trabajoDesde el área de Participación Ciudadana Floren Luqui coordinó diferentes mesas de trabajo que ayer mismo, en el civivox Jus La Rocha, comenzaron a debatir las prioridades que tiene el barrio tras un receso de aproximadamente una hora.

Tras el debate, los vecinos expusieron las principales problemática del barrio como son la mejora de la movilidad y conexión con el centro y otros barrios, y la necesidad de espacios para jóvenes y población infantil. Asimismo, se dio a conocer que el Ayuntamiento cuenta con diferentes locales vacíos en el barrio que se podrían movilizar.

Uno de los vecinos planteó la preocupación que existe por la velocidad en el tráfico viario, la necesidad de locales para jóvenes, pero también para niños y mayores y pese a la riqueza del tejido asociativo del barrio cree que se ha perdido “cierta identidad y cercanía”, y apeló a una mayor “coordinación” entre colectivos con una presencia más activa que a su vez “traslade propuestas al Ayuntamiento”.

El concejal de Participación Ciudadana Alberto Labarga (Aranzadi) destacó por su parte los recursos que el Ayuntamiento dispone en Condestable como centro de asociaciones para apoyar a los diferentes colectivos, “sin meternos en vuestra autonomía pero disponéis de medios para hacer campañas de comunicación o contar con equipamiento”, subrayó

respiro al gaztetxePor otro lado, ayer se conoció que la denuncia por la ocupación como gaztetxe de los locales de la calle Artica será trasladado al Contencioso Administrativo. En la vista celebrada el pasado lunes el juez avaló las tesis de la defensa de los tres jóvenes acusados de ocupación. Se adujo que al ser el propietario del inmueble una junta de compensación y no un particular el caso no tiene cabida por la vía civil sino que tiene su propia jurisdicción administrativa. Cabe recordar que el taller de la calle Artica es mayoritariamente de la Caixa y en el solar que ocupa, frente a IWER, puede construir viviendas. Por su parte los concejales del Ayuntamiento de Pamplona que forman el tripartito municipal (EH Bildu, Aranzadi e IE) han solicitado a la Caixa que no proceda al desalojo y derribo del edificio en el que se encuentra el gaztetxe de la Rochapea. Una propuesta “transformadora” que se desarrolla en un local ocupado, propiedad de la Caixa al 50.9%, del Ayuntamiento de Pamplona al 34% y de un particular al 15%, y en desuso desde hace diez años. Así, los ediles han solicitado a la entidad bancaria que “tolere, con las cautelas necesarias, esa ocupación y permita que se desarrolle esa actividad social hasta que realmente exista un proyecto de edificación y precise del solar libre para la ejecución del mismo”.

Además, señalan que, en caso de que la Caixa actúe “contrariamente a las necesidades de la ciudadanía”, se comprometen a “estudiar medidas concretas como la reducción o anulación de las relaciones actuales con la entidad bancaria”.