Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

la carta del día

Elecciones en Podemos de Nafarroa

Por Tere Sáez Barrao - Miércoles, 17 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

  • Mail

Me presento al CCN de Podemos-Ahal Dugu como candidata por los círculos sectoriales por tres razones. La primera, como una forma de demostrar mi descontento con el escaso o nulo esfuerzo realizado por llegar a una sola lista de consenso por parte de quienes se han presentado en dos diferentes. No cuestiono el derecho a presentarse, que es muy legítimo. Sí, las formas. La misma posición mantuve en las elecciones del CCN de hace dos años. Me presente como independiente. Ahora con mayor concreción, por los Círculos para dar valor a los mismos en Podemos Ahal Dugu y esta es la segunda razón. Creo firmemente en la importancia de los mismos. Que su voz tenga peso en la toma de decisiones en el CCN. Y ello, por dos motivos. Uno, para no perder de vista nunca las necesidades básicas y reales de la ciudadanía, entendida esta en toda su diversidad de sexos, edades, colores de piel, nacionalidades y preocupaciones. Sean estas, feministas, ecologistas, laborales, sociales, animalistas... Nunca contraponiéndolas. Al revés, sumando unas causas con otras para hacer verdaderamente un mundo mejor para todas y todos. Y otro, porque la personas que participan de una forma u otra en los círculos son la esencia y la base del Podemos en el que yo creo. La tercera, porque no comparto ese falso debate de o en las instituciones o en la calle. Yo provengo de la calle y en concreto del feminismo desde el año 1975. Espacio que no he dejado nunca. Ni siquiera profesionalmente, ya que además de pedagoga y orientadora escolar, soy técnica de igualdad de oportunidades. Y he entrado desde junio de 2015 en una institución, el Parlamento. Y aquí sigo siendo esa Tere Saez Barrao que a la vez que escucha, pelea o intenta convencer e incluso seducir con argumentos basados en el conocimiento de los temas y de las vivencias reales de las personas y de los movimientos. Si esto lo uno a que participo activamente en tres círculos diferentes, me permite tener una mirada integradora de abajo a arriba y a la inversa. Es un placer construir día a día la política sin trabas, con las personas de los círculos y de equipos de apoyo, sintiéndonos parte de ella. Tampoco me gustan esas disquisiciones sobre el concepto de “personas solventes” para estar en los organismos como el Consejo Ciudadano de Navarra. Creo que la mayor solvencia la da la coherencia y la ética. Decir y hacer lo mismo que se piensa. Aquí y en Madrid. Dentro y fuera de Podemos, en cualquier organismo que estemos, más si depende de nuestra responsabilidad. Y solvencia también es capacidad de decidir libremente sin injerencias ni condicionamientos políticos ni personales de ningún tipo. O sea, tener criterio propio y defenderlo cueste lo que cueste. Y para eso hay que tener como estrategia colectiva de Podemos el empoderamiento de quienes formamos parte de él. Por todo esto, ser representante por los círculos de Navarra es lo que más me motiva en estos momentos. Soy luchadora por naturaleza. Solidaria. Un poco tozuda (maña). Busco el consenso para avanzar. Creo en una Navarra de convivencia. Que no es la de confrontación que quiere hacernos ver UPN. Apuesto desde hace años por este cambio. Cambio que deseo con todo corazón que en 2019 pueda ser liderado por Podemos. Pero para ello es verdad que se necesita un CCN potente, más democrático y horizontal. Un Podemos que no pierda el saber de ninguna de las personas que lo componen, les venga ese aprendizaje de la universidad o de la vida. Que aplique el sentido común y por tanto ponga a las personas, hombres y mujeres en su diversidad en el centro de sus preocupaciones y actuaciones. Un Podemos donde sean muchas y diversas la voces que se escuchen habitualmente en portavocías, con el objetivo común de “seguir defendiendo el Ahal Dugu bonito y útil por el que siempre hemos apostado, trabajado todos los días para ser más y ser mejores”. Un Podemos Ahal Dugu amable y acogedor para con los y las suyas y verdadera herramienta para que las grandes mayorías podamos defendernos de las injusticias de la crisis y los abusos de las y los poderosos. Cuidar ese Podemos es una obligación ética y política de todas las personas que lo integramos y especialmente de quienes lo dirigen. Un Podemos que reconozca a quienes trabajan diariamente por este cambio. Quienes han estado hasta ahora lo han hecho lo mejor que han podido. Han tenido que aprender. Reconocerse y conocerse. Pero lo que es innegable que han mantenido y muy bien la coherencia con las ideas que surgimos. Ahora es cierto que Podemos Ahal Dugu necesita esa renovada energía, pero sin perder el norte de quiénes somos y para que hemos surgido, para cambiar Navarra. Por eso os animo a votar y especialmente a la representación de los círculos. Esas cuatro personas que, recordad, se eligen presencialmente. No te olvides. El momento es ahora. Y luego… seguir Unidas. Con cariño, bihotz biotzez.

La autora es candidata por círculos al CCN Podemos Ahal Dugu Nafarroa

  • Mail

Herramientas de Contenido

Publicidad

Publicidad

Publicidad