Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

el presidente de brasil, investigado

Miles de brasileños se echan a la calle para gritar "Fuera Temer" y exigir elecciones

El Supremo de Brasil investigará a Michel Temer por obstrucción a la Justicia - El presidente pudo avalar el pago de sobornos a un diputado por su silencio

D.N. - Viernes, 19 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

  • Mail
Manifestantes protestan contra el presidente de Brasil, Michel Temer en la avenida Paulista de Sao Paulo

Manifestantes protestan contra el presidente de Brasil, Michel Temer en la avenida Paulista de Sao Paulo (EFE)

Galería Noticia

BRASILIA. Con gritos de "Fuera Temer", miles de brasileños tomaron hoy las calles de una decena de ciudades del país para pedir elecciones y exigir la renuncia de su presidente, en el ojo de huracán por un gigantesco escándalo de corrupción que ha provocado la enésima crisis política e institucional.

Las movilizaciones fueron convocadas en redes sociales por organizaciones de la sociedad civil y en ellas también se cargó contra los recortes y las reformas económicas de calado que ha emprendido el Gobierno de Temer.

Sin embargo, la grabación en la que el jefe de Estado avala comprar el silencio de un exdiputado preso por corrupción, ha sido la gota que ha colmado el vaso para la sociedad brasileña, que asiste día tras día a nuevos capítulos relacionados con el pago de millonarios sobornos.

Por todo ello, miles de personas se manifestaron en al menos diez ciudades, siendo las principales protestas en Río de Janeiro, Sao Paulo y en la capital, Brasilia, en medio de fuertes medidas de seguridad.

En la capital fluminense, se juntaron unas 2.000 personas en una de las principales arterias de la ciudad, para pedir, además del fin del Gobierno, elecciones generales.

"Fuera Temer", "Ningún derecho menos", "Elecciones directas ya", fueron algunos de los carteles que portaron en Río de Janeiro.

Un grupo llevó además un ataúd con un retrato de Temer, rodeado de velas y frases contra su gestión, mientras que otros optaron por llevar camisetas que hacían referencia al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) y pedían su candidatura para las elecciones previstas para 2018.

Posteriormente, la Policía reprimió con gases lacrimógenos y balas de goma incidentes causados por varios manifestantes al finalizar esa marcha del centro de Río de Janeiro.

El nuevo escándalo que sacude Brasil estalló en la noche del miércoles, cuando el diario O Globo reveló la existencia de una grabación que apunta a que Temer avaló comprar el silencio del expresidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, preso por corrupción.

Cunha fue el principal artífice del proceso destituyente contra Dilma Rousseff (2010-2016), a quien Michel Temer sucedió en la Presidencia en mayo del año pasado.

En Sao Paulo, como ya ocurrió en la víspera, centenas de personas volvieron a ocupar la Avenida Paulista, en pleno corazón financiero, y se pararon frente a la sede que tiene la Presidencia en esa céntrica calle.

La capital paulista fue más allá en sus reclamos y desplegó una gran pancarta en la que se podía leer: "Fuera todos", además de otras misivas que pedían prisión para el mandatario o la convocatoria de una nueva huelga general.

En Brasilia, miles de manifestantes intentaron rodear el Palacio de Planalto, pero los gritos contra Temer apenas llegaron a los despachos de la sede del Gobierno brasileño debido al perímetro de seguridad que implantó la Policía.

Todas las manifestaciones estuvieron arropadas por una fuerte presencia policial con objeto de evitar los incidentes con los que terminó la huelga general del pasado 28 de abril, la primera en los últimos 20 días.

INVESTIGADO El Tribunal Supremo de Brasil aprobó ayer la apertura de una investigación contra el presidente del país, Michel Temer, después de que se difundiera una grabación en la que éste autoriza un pago al expresidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha para comprar su silencio.

El mandatario brasileño negó las acusaciones en su contra.

El diario O Globo informó el miércoles por la noche de que Temer se reunió en marzo con Joesley Batista, el presidente de la empresa cárnica JBS SA, que creció rápidamente en los trece años en que el Partido de los Trabajadores estuvo al frente del Gobierno, en parte gracias a los créditos a bajo coste concedidos por el banco nacional de desarrollo.

Batista grabó una conversación en la que supuestamente discutía con Temer sobre la realización de unos pagos ilegales al encarcelado expresidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, también miembro del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), para convencerle de que no testificara en un caso de corrupción. Tres personas con conocimiento directo de la investigación confirmaron que la información de O Globo es cierta.

La grabación aún no se ha difundido, pero el Tribunal Supremo ha confirmado que va a investigar al presidente por los cargos de presunta obstrucción a la justicia.

El movimiento del Supremo acorrala a Temer solo un año después de promover un impeachment contra su antecesora, Dilma Rousseff.

Estas acusaciones son la última parte de una investigación desarrollada desde hace tres años sobre los sobornos pagados por las principales empresas constructoras de Brasil para conseguir contratos con la estatal Petrobras y con otras firmas públicas.

Así, Brasil comenzó a debatir de forma abierta la posible renuncia o destitución del presidente Michel Temer. En el Parlamento, en los medios digitales, en la televisión y en las redes sociales han cobrado cuerpo las peticiones para que Temer renuncie, que han surgido hasta en su propia base parlamentaria, que hasta esta semana era considerada sólida y absolutamente fiel. Temer aseveró que no dejará su cargo.

hundimiento de la bolsa El presidente de Brasil, por su parte, mostró sus sospechas de que este escándalo pudiera formar parte de una “conspiración”, según el senador Sergio Petecao, aliado político del mandatario y uno de los últimos que se ha reunido con él. Según Petecao, Temer dijo que “cree en una posible conspiración, pero no aclaró de dónde podría venir”.

El escándalo de corrupción también dejó notarse en la bolsa. Desde el hundimiento de Lehman Brothers, en 2008, la Bolsa de São Paulo no había vivido una jornada de miedo como la de ayer. El mercado bursátil de la capital financiera brasileña se desplomó y tuvo que suspender las cotizaciones veinte minutos después de su apertura por el llamado circuiut breacker, accionado cuando el hundimiento es de más del 10%. La suspensión duró media hora y cuando se reanudó la actividad las caídas eran de un 9,3%.

El mercado entró en pánico ante la posibilidad de que el escándalo derribe a Temer e impida aprobar su programa liberal, por el que tanto han apostado sectores empresariales dentro y fuera del país. De hecho, la Bolsa de São Paulo llevaba seis días de subidas apostando por la inminente aprobación del plan de reformas del Gobierno. - Efe/E.P.

  • Mail

Herramientas de Contenido

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad