Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Un decreto del euskera para atender a 80.000 euskaldunes cumpliendo la ley

El Gobierno foral remite al Consejo de Navarra el texto final y espera aprobarlo en 2 meses
Hoy, sólo 148 plazas de 16.413 no docentes son bilingües
La norma prevé una planificación gradual empezando por rentabilizar los 1.100 funcionarios con B-2 o C-1

Txus Iribarren Mikel Saiz - Jueves, 25 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:43h

Pamplona- El nuevo decreto del euskera en la Administración ha entrado en su recta final. El Gobierno de Navarra aprobó en su sesión de ayer el proyecto del nuevo texto normativo que sustituirá al “restrictivo” Decreto Foral que regula el uso del euskera en las administraciones navarras, los organismos públicos y las entidades de derecho público dependientes. Su objetivo es reducir la brecha entre el apenas un 1% de plazas de la Administración no docente de perfil bilingüe con los más de 80.000 ciudadanos euskaldunes a los que presta sus servicios públicos tratando de congeniar los derechos lingüísticos de las dos comunidades de hablantes Navarra así como los laborales de los funcionarios actuales y de los que aspiren a entrar en la función pública. El Gobierno lo calificó de “realista, posibilista, garantista, normalizador, progresivo y respetuoso con la autonomía municipal” y lo enmarcó en la actual Ley del Vacuence pero revertiendo el desarrollo “en negativo” que, según la consejera Ollo, hizo UPN tras su giro en 2013.

El proyecto, que ahora será remitido al Consejo de Navarra para su preceptivo informe, busca “regular y garantizar el derecho de la ciudadanía a usar el euskera en sus relaciones con las administraciones públicas, en los términos establecidos en la zonificación y respetando las competencias de las entidades locales”. De esta manera, se “pretende superar un marco normativo muy restrictivo, que legisla en negativo y que impide tender a una ciudadanía cada vez más bilingüe”, dijo en conferencia de prensa la consejera de Relaciones Institucionales y Ciudadanas, Ana Ollo.

Ollo añadió que para elaborar este nuevo Decreto Foral no solo se ha realizado un proceso participativo sino que también se ha tenido en cuenta la última encuesta sociolingüística de Navarra, que fija en 80.000 las personas vascohablantes, en 60.000 más las euskaldunes pasivas, y en un 25 % de la población de entre 16 y 24 años la que habla euskera. A estos datos la consejera contrapuso las cifras de empleos públicos con perfil de euskera, 148 de un total de 16.413, uno por cada 110 puestos, aunque hay 1.110 empleados con un “nivel avanzado” de vascuence para atender a la ciudadanía. Por eso, tras asegurar que el proyecto de Decreto Foral “no modifica para nada” ni el sistema de acceso a la función pública ni la provisión de puestos de trabajo, y que con él se “respetan los derechos adquiridos” por los empleados públicos, defendió que se puede mejorar la atención con “eficiencia” en el uso de los recursos y “voluntad”. La consejera precisó que una vez sea definitivamente aprobado y publicado en el BON para su entrada en vigor, los departamentos del Gobierno dispondrán de un año para planificar su la plantilla de euskera, que antes de ser aprobada se negociará con los sindicatos. Esta es una de la modificaciones que se introdujo al primer texto elaborado por el Ejecutivo en el marco de el proceso de participación que se ha seguido y en el que varias aportaciones han sido tenidas en cuenta. En este proceso, señaló, han tomado parte la ciudadanía, los sindicatos de la Función Pública, los departamentos del Gobierno y las entidades locales. Cuenta además ya con el informe favorable de la Comisión Foral de Régimen local y del Consejo del Euskera.

Últimas Noticias Multimedia