BALONMANO | COPA DEL REY

Anaitasuna gana al Ademar y alcanza las semifinales

EFE - Viernes, 9 de Junio de 2017 - Actualizado a las 22:13h

Ander Ugarte a punto de lanzar en el encuentro de Liga entre Anaitasuna y Ademar.

Ander Ugarte a punto de lanzar en el encuentro de Liga entre Anaitasuna y Ademar. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

Ander Ugarte a punto de lanzar en el encuentro de Liga entre Anaitasuna y Ademar.

LEÓN. Helvetia Anaitasuna, finalista en la pasada edición de la Copa del Rey, apeó al anfitrión, Abanca Ademar (25-26), que volvió a sufrir el síndrome copero que parece perseguirle con un final dramático al máximo, con lo que mañana las semifinales serán Barcelona Lassa-Granollers y Naturhouse La Rioja-Anaitasuna.

Los navarros, que tenían ganado el partido a falta de poco más de cinco minutos (20-25), se descompusieron con la defensa abierta leonesa que les permitió aprovechar los errores para tener un último contragolpe de Mario López, resuelto en un mano a mano con la intervención de Sergey Hernández, capital en la victoria de su equipo.

Todavía tuvo unos segundos finales Ademar para llegar a la prórroga, pero se entretuvo en exceso y tan solo dispuso de un lanzamiento con el cronómetro a cero de Leo Santos desde el centro del campo.

Ambos equipos tenían claro que tenían que dosificar al máximo esfuerzos, ya no solo para un partido con una notable temperatura ambiental, sino teniendo en cuenta la dureza de la propia competición con tres partidos consecutivos, ganando en dificultad a medida que avanzara la Copa.

Por ello, el ritmo fue lento, parsimonioso por momentos, lo que mejor se adaptaba al estilo y al esquema más favorable para los intereses navarros que querían evitar como fuera la irrupción del temido contragolpe ademarista.

Los ataques elaborados siempre acababan en ambas áreas con lanzamientos, buscando con cuentagotas a los extremos y pivotes, por lo que sacaron a relucir sus brazos los Alex Costoya, David Fernández -indiscutible ante la ausencia del argentino Vieyra- o Mikel Aguirrezabalaga, Gabriel Ceretta -con malos porcentajes- o Nadoveza, éstos en el bando navarro.

La única individualidad desequilibrante era un Sebastián Simonet eléctrico y resolutivo con sus fintas y que permitía ventajas leonesas en varias fases de tres goles.

Sin embargo, el partido se jugaba a lo que más le interesaba al Anaitasuna y por ello, con la entrada de Sergey Hernández en portería y una mayor aportación de otros jugadores al margen de los laterales, acabó metiéndose de lleno al descanso (14-13).

El inicio del segundo tiempo mostró a un Ademar más intenso, intentando imprimir un punto más de velocidad, aunque ello le supusiera incurrir en algún error de precipitación, pero solo fue un leve espejismo porque su rival pronto devolvió el juego lento y además fortificó al máximo su 6-0 defensivo para voltear el marcador (15-16, minuto 38).

Tras un tiempo muerto de Rafa Guijosa Anaitasuna perdonó hasta en dos claras ocasiones ampliar su renta y Juanín García le castigó con su primer contragolpe para el empate y para mantener vivo a su equipo con varias acciones que era un manojo de nervios, principalmente personificados en el brasileño Leo Santos.

Cupara detuvo un lanzamiento a Etxeberría que hubiera abierto la brecha a tres goles, Juanín falló una pena máxima ya en plena fase de agarrotamiento generalizado y con Costoya y Simonet completamente desaparecidos hasta entonces.

Anaitasuna había cerrado a cal y canto su portería -5 goles en 21 minutos- con un Sergey Hernández estelar y una defensa con una intensidad máxima lo que le permitió atisbar las semifinales (19-23, minuto 21).

Guijosa volvió a parar el partido para unos últimos nueve minutos en los que evitar una nueva decepción copera, pero Sergey seguía a lo suyo y la brecha se amplió aún más (20-25, minuto 55) porque la solución táctica de dos centrales en los navarros, Balenciaga y Mota surtía efecto.

Ademar no se resignaba y reducía la desventaja (23-26) a falta de 3 minutos, pidiendo Juantxo Apezetxea tiempo muerto para impedir la remontada con la presión ademarista en toda la pista que desconcertó a los navarros y en un final dramático en el que pudo pasar de todo acabó venciendo Anaitasuna 25-26.

Ficha técnica:

25 - Abanca Ademar (14+11): Cupara;Juanín García (5, 2 p-), Costoya (6), Piñeiro (2), Simonet (2), David Fernández (3), Mario López (5, 1 p);Carou (-), Leo Santos (2), Jaime Fernández (-), Huerta (-), Acacio Marqués (-).

26 - Helvetia Anaitasuna (13+13): Nordlander (Sergey);Gastón (-), Filipe Mota (1), Garza (1), Bazan (-), Mikel Aguirrezabalaga (5), Chocarro (1);Ceretta (4), Ugarte (5), Balenciaga (1), Nadoveza (4), Etxeberría (4), Goñi (-).

Árbitros: García Serradilla y Marín Lorente. Excluyeron por dos minutos a Filipe Mota y Garza por el Anaitasuna.

Marcador cada cinco minutos: 4-3, 6-4, 9-7, 11-8, 13-10, 14-13 (descanso), 15-15, 16-16, 18-19, 19-21, 20-25, 25-26 (final).

Incidencias: Encuentro que cerró la jornada de cuartos de final de la Copa del Rey disputado en el palacio municipal de deportes de León ante unos 2.300 espectadores.

Últimas Noticias Multimedia