La huelga en la estiba se salda ya con 36 millones de pérdidas

A esta merma habría que sumar el incremento de los costes que ha supuesto el recurso a empresas logísticas alternativas

Sábado, 10 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

madrid- La primera semana de huelga en el sector de la estiba se ha saldado con más de 36 millones de euros de pérdidas y con la decisión de la naviera danesa Maersk, la mayor del mundo, de desviar a Tánger parte del tráfico que ahora pasaba por el puerto de Algeciras (Cádiz).

La jornada de huelga de ayer, la tercera de las ocho convocadas por los sindicatos de estibadores, discurrió con un seguimiento cercano al cien por cien, sin incidentes de relevancia y con una apreciable actividad en los puertos, ya que los paros sólo afectan a las horas impares y se están cumpliendo los servicios mínimos.

Los sindicatos y la patronal Anesco retomarán las negociaciones el martes, en vísperas de la huelga ininterrumpida de 48 horas convocada para el miércoles y el jueves.

Si no hay acuerdo también están previstos paros intermitentes, como los que se han desarrollado durante esta semana, para los días 19, 21 y 23 de junio.

Según los datos que las Autoridades Portuarias y las empresas que operan en los puertos han trasladado a Puertos del Estado, las tres jornadas de huelga han generado unas pérdidas de más de 36 millones de euros, unos 12 millones por día.

De esos 12 millones, 2,5 millones corresponden al transporte terrestre -tanto viario como ferroviario-, 5 millones a las compañías estibadoras, y el resto se reparte entre el resto de la comunidad portuaria: remolcadores, prácticos, licenciatarios de servicios comercial u operadores logísticos.

A estas pérdidas habría que sumar, según el Ministerio de Fomento, el incremento de los costes que ha supuesto para los cargadores el recurso a cadenas logísticas alternativas.

Fomento destacó el “coste reputacional” para los puertos españoles, ya que en el sector logístico es fundamental la predictibilidad en la circulación de los bienes.

Según el ministerio, al conocerse con antelación la convocatoria de las huelgas, tanto las empresas navieras como los terminalistas han reprogramado sus operaciones portuarias, con lo que los trabajos de carga y descarga se habían reducido al mínimo.

Maersk, por ejemplo, ha desviado su buque triple E Madrid -uno de los portacontenedores más grandes del mundo- del puerto de Algeciras al de Tánger en su viaje inaugural. Desde que comenzó la huelga, Maersk ha desviado del puerto gaditano quince buques. Además, según Fomento, la naviera danesa ha desviado definitivamente a Tánger 150.000 movimientos anuales.

Con esta decisión, el puerto de Algeciras se quedará finalmente con medio millón de movimiento menos de los que tenía previstos, ya que hay que sumar la rebaja en las previsiones de crecimiento previas a la huelga.

En el puerto de Algeciras se registran cada año 3,17 millones de movimientos, de los que 2,4 millones corresponden a Maersk.

servicios mínimosEn cuanto al desarrollo de la huelga, durante el primer turno se designaron para trabajar 1.737 estibadores en el conjunto de las Autoridades Portuarias, de los que 1.434 secundaron los paros (todos los que podían hacerlo) y 303 fueron asignados a los servicios mínimos.

En los turnos especiales se habían designado 469 estibadores para trabajar, de los que 63 trabajaron en servicios mínimos y 383 secundaron la huelga, un 94,09%. La razón es que en Ferrol tan sólo el 18,5% de los estibadores siguieron los paros.

El número de estibadores designados para trabajar aumentó un 15% respecto al miércoles y un 55% en relación al lunes, lo que, según Puertos del Estado, muestra cierta confianza de los operadores al programar su actividad.

Con carácter general se están cumpliendo los servicios mínimos. En el conjunto de las Autoridades Portuarias se asignaron 366 estibadores para este fin, lo que supone un incremento del 300% respecto al miércoles.

Los servicios mínimos fijados para el tráfico entre la Península y los archipiélagos, Ceuta y Melilla, y entre las islas, que son del cien por cien, se cumplieron. - Efe