Oteiza no hará una consulta popular respecto al regadío

Ayer se celebró un pleno extraordinario para decidir si se preguntaba a los vecinos y vecinas

Maite González - Sábado, 10 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Fincas agrícolas en Oteiza.

Fincas agrícolas en Oteiza.

Galería Noticia

Fincas agrícolas en Oteiza.

oteiza- El Ayuntamiento de Oteiza celebró ayer un pleno extraordinario para decidir si realizar una consulta popular entre los vecinos para avalar la solicitud que en su día hizo el Consistorio para que la localidad entrase en la ampliación de la primera fase del Canal de Navarra. En la sesión de ayer se abordó también consultar o no a los vecinos en torno a los comunales. Finalmente, ambos puntos del orden del día no salieron adelante.

Así, los cuatro ediles del grupo que ostenta la alcaldía, Independientes de Oteiza, votaron en contra de realizar la consulta popular, mientras que los tres concejales de EH Bildu apoyaron la propuesta. Lo mismo sucedió en el punto para decidir si se consultaba a los vecinos y vecinas sobre la entrada en el proyecto del Canal de Navarra de una zona de comunal.

El pleno de ayer en Oteiza se llevó a cabo tras la petición de un grupo de vecinos y vecinas de que se realizase una consulta popular para conocer el parecer de la ciudadanía en torno al Canal de Navarra.

Desde el grupo municipal de EH Bildu lamentaron que finalmente se haya decidido no preguntar a los vecinos y vecinas. “Pensamos que lo de los comunales es básico, que el pueblo tiene que decir si quiere que esos terrenos entren o no en la zona regable”, explicaron desde esta formación.

Por su parte, el alcalde, Tirso Salvatierra (Independientes de Oteiza), explicó que una de las razones por la que se grupo votó en contra de celebrar la consulta es que parte de los propietarios de los terrenos a los que llegaría el área regable no están empadronados en Oteiza. “El 25% de los propietarios no podrían votar para decidir sobre sus fincas si se realizase una consulta popular”, aclaró el alcalde.

En lo que se refiere a la ampliación de la primera fase del Canal de Navarra, Tirso Salvatierra recordó que “somos un pueblo muy limitado en ingresos y sería una oportunidad. Creemos que hay que seguir el proceso para por lo menos tener la opción de que llegue el agua y luego que los propietarios decidan si entrar o no”. Asimismo, Salvatierra señaló que vecinos y vecinas están recogiendo firmas para pedir que el proceso siga adelante.

Sobre los comunales, el alcalde anunció la creación de una junta o asamblea que en la localidad decida sobre estos terrenos. “Esa junta decidirá si se entra o no, si se realiza una consulta para preguntar a los vecinos o no, etc”, explicó el alcalde.