Época de cerezas

Tradición en rojo

Adultos, pequeños, amantes de lo dulce, escépticos con la fruta... no hay nadie que ame las cerezas. Para Milagro no es solo un cultivo sin más, además de tradición es una fuente importante de ingresos y de turismo gastronómico.

- Sábado, 10 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:07h

cerezas ‘pinmtas’ de Milagro colocadas en barquillas dispuestas para la venta.

cerezas ‘pinmtas’ de Milagro colocadas en barquillas dispuestas para la venta.

Galería Noticia

cerezas ‘pinmtas’ de Milagro colocadas en barquillas dispuestas para la venta.Imagen de la Fiesta de la Cereza del pasado año 2016.Una trabajadora recoge cerezas en una plantación de Milagro.

Aunquelos días anteriores al comienzo de la recogida de la cereza han sido irregulares, con fuertes lluvias y no excesivo calor, se espera que alrededor de 400.000 kilos de este manjar sean recogidos de los árboles en las plantaciones de Milagro para pasar a las mesas de miles de familias. La climatología (noches frescas y días calurosos) ha permitido que la campaña de este año, aunque se haya adelantado, sea buena y que esta localidad ribera pueda gritar otra vez “De Milagro son las cerezas”, como reza el eslogan de su fiesta que se celebrará el próximo 18 de junio.

En este municipio ribero de menos de 3.300 habitantes, alrededor de 50 agricultores sostienen la tradición cerecera. Se trata de familias con pequeños huertos de una media hectárea donde se producen pequeñas cantidades para el autoconsumo y la venta, especialmente, en la Fiesta de la Cereza. Son agricultores que no viven de la cereza y que, como comentan en Milagro, “guardan una tradición muy arraigada y sacan algún dinero para las vacaciones o para un regalo para los nietos”. Por otro lado, también se compaginan con la profesionalización de seis grandes explotaciones que aportan el 75% de la producción de cereza de Milagro. Estas empresas cuidan especialmente la calidad, la variedad (pinta) y el sabor de los frutos sabiendo que el 18 de junio es un gran escaparate para que se conozca el mejor producto turístico de la villa. Dentro de este sector al menos dos de estas firmas encuentran mucho de su mercado en internet y en pedidos que se realizan desde el extranjero a países de Oriente Medio, Norte de África, Asia y Europa, además de a Estados Unidos.

La cereza de Milagro es conocida por su dulzura, una de sus principales señas de identidad, así como por su textura firme, siendo resistente al rajado que suele producir las fuertes lluvias. En su composición el 89% de la cereza es puro néctar de zumo muy valorado para confituras y recetas culinarias.

calidadEn Navarra la producción de cereza se sitúa en el entorno de Etxauri (alrededor de 100 hectáreas), Corella (62 hectáreas), Milagro (50) y Cárcar-Sartaguda (25 hectáreas). Es decir, la superficie en la Comunidad Foral ronda las 400 hectáreas, según los datos del Gobierno de Navarra hace dos años, si bien es cierto que el producto de Milagro tiene un nombre, fama y sabor especial.

Buen calibre, alta concentración de azúcares, excelente nivel de dureza y gustativo... La cereza de Milagro se corona este año como buena a tenor de lo que se recogerá en esta fase de campaña que termina en la primera quincena de junio. El precio de venta al público en el mercado podría oscilar entre los 3 y los 4,5 euros, aunque previsiblemente descenderá conforme avance la campaña.

Pese a que en la fase de maduración hubo algo de sequía, no ha influido en la calidad que se espera sea muy buena, tanto en calidad, gusto, azúcar y calibre, ya que se esperan de buen tamaño. Al recogerse muy pronto y haber madurado antes va a permitir que se puedan degustar diferentes variedades el día de la Fiesta de la Cereza. Pese a las tormentas de los últimos días, el fruto no se verá perjudicado, salvo en el coste que se podría incrementar un poco porque la selección, tras las lluvias, implica más personal.

gran empresaUna de las empresas que tiene una mayor extensión de cerezos de Milagro es Pérez y Ortún. En 2011 plantaron unos 10.000 árboles de 7 variedades distintas en 13 hectáreas situadas en la localidad ribera de Milagro, en el término de Monte Hondo, en la convergencia de dos grandes ríos Ebro y Aragón. Estas 13 hectáreas corresponden a un total de 33 que anteriormente habían estado dedicadas a viñedos, pero por seguir la tradición y el tirón de la cereza de Milagro se decidieron por el cultivo de la cereza.

Estos cultivos de gran calidad, están dedicados a 7 variedades distintas de cereza, escalonadas su recolección en el tiempo, todas ellas importadas de California y todos los árboles tienen un certificado de calidad especial lo que aporta seguridad en cuanto a calidad y volumen de producción. El riego de la plantación se realiza mediante el sistema de goteo y se utilizan abonos naturales, garantizando así la máxima calidad en el producto.

En estos momentos, se está en el proceso de la recolección de la cereza, del que se estima que ya se ha recogido un 40%, en el que en estas variedades y en esta ubicación, suele extenderse hasta el 7 de julio aproximadamente, aunque este año se ha adelantado por lo que esperan finalizar hacia el 25 de junio.

Este es el tercer año de producción de esta finca. El cerezo es un árbol delicado con gran disparidad en la producción de unos años a otros, afectándole diferentes factores como el tiempo, los tratamientos, la poda y especialmente la lluvia en el proceso de la polinización y de la recolección. El sol colabora en el aumenta del grado de azúcar del fruto y la lluvia provoca el efecto contrario, además de causar daños en la cereza ya madura. Se estima que pueden alcanzar unos 150.000 kilogramos en un año de buena producción.

En el momento álgido de la recolección suelen utilizar alrededor de 40 personas, de las que unas 10 de ellas están en el almacén en el proceso de selección y el resto a pie de árbol. Las siete variedades que se plantaron producen sus frutos de manera espaciada para facilitar su recogida, y comercialización, además de tener cada una de ellas diferentes cualidades de dureza, acidez, y azúcar para satisfacer los diferentes paladares del mercado.

El precio de venta de esta cereza, depende del momento de la recolección, y de la saturación del mercado, pudiendo oscilar entre 1 y 3,50 euros. Los momentos de mayor precio suele ser al principio y al final de temporada cuando hay más demanda del fruto.

con lupa

detalles

l Valor nutritivo.Son ricas en hidratos de carbono, de los cuales una gran parte son azúcares, y también en fibra. Tienen un bajo contenido en proteínas y niveles ínfimos de grasa. Su valor calórico es moderado con respecto a otras frutas, unas 60 kcal. por 100 gramos. Es fuente de vitaminas A, C, B3 y B9, y de minerales, como potasio, magnesio, calcio y fósforo.

l Pregonero.El pregonero de esta edición que será el músico Antonio Galindo Miguel. Valenciano de nacimiento, casado con una milagresa, reside en la localidad desde hace cuatro años, y viene colaborando con su guitarra en distintos eventos con diversas causas solidarias. Catedrático de guitarra clásica española, este músico será el encargado de abrir oficialmente la fiesta de la cereza. A su vez, recibirá la insignia de oro de cereza, así como una réplica del monumento a este preciado fruto.

l Música.La programación de la cereza se abrirá con música, el sábado 17 de junio, con las actuaciones de los grupos de zumba, sevillanas y de gimnasia rítmica, así como con un espectáculo de baile clásico español;y se cerrará con música, a cargo de un grupo de rancheras.

30.000

Kilos de cerezas.Se pondrán a la venta en la Fiesta de la Cereza la semana que viene.