Vecinos denuncian “inoperancia” y “mala gestión” del Consistorio en el Casco Viejo

Critican que las mesas sectoriales que se ocupan de este barrio no se reúnen desde hace meses

f. Pérez-Nievas - Sábado, 10 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:08h

tudela. La Asociación de Vecinos del Casco Antiguo de Tudela ha mostrado su descontento por la gestión que está realizando el nuevo Ayuntamiento tripartito (I-E, PSN y Tudela Puede) sobre este barrio de la capital ribera, haciendo referencia a la “inoperancia” y la “mala gestión” de las mesas que se crearon para encauzar las quejas y necesidades de una de las zonas más deterioradas de la ciudad. Según concluyen, “la mala gestión de los temas del barrio es cada vez más evidente y se nos alimenta la impaciencia con un futuro de bonanza que no llegamos a vislumbrar”.

La principal queja de este colectivo, que al inicio de la legislatura tuvo la impresión de que “nuestras propuestas iban a ser escuchadas”, se centra en “la inoperancia y la falta de contenido” que tienen las mesas en las que se trabaja por este barrio. En este sentido, ponen varios ejemplos. La principal, la Mesa del Casco Antiguo, denuncian que no se ha reunido desde hace tres meses. “En esta mesa el Ayuntamiento se comprometió a la instalación de una cámara de control de paso de vehículos para completar el proceso de peatonalización. De su compra y de las propuestas para la mejora de los aparcamientos no tenemos noticia”.

Lo mismo sucede con la Mesa de Patrimonio, que se creó para dar pasos hacia la rehabilitación de los palacios y edificios de valor, “cuyas intenciones e ideas eran buenas”, pero “no tiene hoy función alguna, ya que no ha sido posible desarrollar ningún otro objetivo que no sea la catedral, de titularidad privada”, aseguran.

Por último, la Mesa de la Convivencia (la anterior Mesa del Ruido), se ha quedado, en opinión de la asociación de vecinos, en una mesa en la que “únicamente se habla del horario en el que los bares pueden poner música en fiestas de Santa Ana” y sin embargo echan en falta que no aborden otros conflictos “que afectan a los vecinos e interfieren en nuestra vida diaria”. En este sentido, añaden que sólo se reúne semanas antes de las fiestas de Tudela, “para pelear por una hora más o menos, cuando ya existe una normativa y lo único que hay que hacer es aplicarla. Siempre deprisa y corriendo... ¿Para cuándo hablar de verdad de la convivencia y llenar de contenido esta mesa?”

El malestar de los vecinos de esta zona ha crecido los últimos meses en parte por el problema de la basura, que no se ha conseguido atajar. “Nos reunimos con el alcalde y la Mancomunidad de Residuos y seguimos igual que estábamos hace cinco años, sin que haya ningún avance”.

Por todo ello este colectivo, muestra su preocupación “porque la tarea no evoluciona con la eficacia deseada. Hemos solicitado reuniones con los responsables para reanudarlas y parece que están muy ocupados porque no se concretan próximas citas. Mientras, la basura nos come y la mala gestión de los temas del barrio es cada vez más evidente”. A este respecto defienden la necesidad de que estas mesas se reúnan “porque es una tarea que no puede dejarse olvidada por desidia;pero hay que dotarlas de objetivos y presupuestos claros.

Últimas Noticias Multimedia