Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La UPNA apuesta por crear nuevos institutos de investigación para ser más competitiva en Europa

Los cuatro existentes aglutinan a 263 científicos y la Universidad cree que hay sitio para dos más
Han permitido mejorar su visibilidad externa y la interlocución con empresas

María Olazarán - Domingo, 11 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Una investigadora del Instituto de Materiales Avanzados trabaja en el laboratorio de Química Inorgánica, del departamento de Química.

(MARÍA OLAZARÁN)

Galería Noticia

Una investigadora del Instituto de Materiales Avanzados trabaja en el laboratorio de Química Inorgánica, del departamento de Química.

pamplona- Mejorar la visibilidad externa de la actividad investigadora de la Universidad Pública de Navarra así como la interlocución con empresas e instituciones, y ganar en competitividad en Europa. Estas son las principales virtudes de los institutos de investigación, la gran apuesta de la política investigadora de la UPNA. En la actualidad existen cuatro institutos (Smart Cities, Materiales Avanzados, Economía y Agroalimentación), que aglutinan a un total de 263 investigadores, pero el vicerrector de Investigación, Ramón Gonzalo, cree que “hay recorrido para crear al menos otros dos”. De hecho ya se está trabajando en un instituto orientado al sector agroalimentario y biotecnológico, que está bastante avanzado, y “sería muy interesante” contar con otro del área de Ciencias Humanas y Sociales.

La conveniencia y necesidad de crear estructuras de investigación más amplías y potentes desembocó en la creación de los dos primeros institutos de investigación de la UPNA en 2014: uno de Smart Cities y otro de Materiales Avanzados. Un año después se puso en marcha el Institute for Advanced Research in Business and economicsy el último en llegar se impulsó en 2016, el Instituto de Innovación y Sostenibilidad en la Cadena Agroalimentaria. “Buscamos potenciar la generación de conocimiento y favorecer la comunicación, interrelación y trabajo conjunto de investigadores con experiencias e intereses investigadores inicialmente dispares, con el objetivo de trabajar en líneas comunes para resolver problemas más complejos que requieren un abordaje multidisciplinar”, explicó Gonzalo, quien puntualizó que “este reto tiene aún mucho recorrido, vamos creando sinergias investigadoras de forma gradual”.

La configuración y composición institutos deben cumplir un alto nivel de exigencia académica. “Hay investigadores propios, que deben cumplir unos requisitos mínimos, otros colaboradores, y después tenemos personas en formación”, indicó Gonzalo.

buena acogida y optimismo Aunque llevan pocos años de andadura, el vicerrector es “moderadamente optimista;nos está yendo bastante bien”. La política investigadora de la UPNA está muy dirigida a estos institutos propios. “Seguimos manteniendo los grupos de investigación (en la actualidad hay 106) y les damos los recursos como hasta ahora, pero todo lo que conseguimos extra lo derivamos a los institutos”, reconoció.

Esta iniciativa, según explicó, “ha sido bien acogida por la comunidad universitaria, y el compromiso de sus directores con el proyecto de instituto es muy importante. En las primeras fases, el director es clave para el desarrollo futuro”. El vicerrector reconoció que cada insti tuto es diferente, unos son más aplicados y otros trabajan más en investigación básica. Una diversidad que se debe tener en cuenta ya que “el progreso de cada uno sigue diferentes velocidades”.

Hasta la fecha, explicó Gonzalo, se han sentado las bases del funcionamiento de los institutos, se han creado los Consejos del Instituto y se están poniendo en marcha diferentes convocatorias, tanto de infraestructura como de captación de talento dirigidas específicamente a los institutos. “Al ser nuevas estructuras de la UPNA es cierto que los investigadores tienen que convencerse de que les van a aportar un valor añadido para que se involucren en su desarrollo de forma decidida, y hasta la fecha podemos decir que esto está siendo así en gran medida”, afirmó el vicerrector.

Y es que la creación de estos institutos “nos está dando una mayor fortaleza de cara a la solicitud de proyectos europeos en convocatorias como H2020 al aumentar nuestra masa crítica y nuestra capacidad de abordar retos más complejos”. Asimismo, la Universidad ha detectado una mejora en la visibilidad externa de su actividad investigadora, y una interlocución más sencilla para entidades, empresas e instituciones con las que se está colaborando y con las que se podría colaborar en el futuro, “y que en este momento tienen una visión muy atomizada de la investigación que se realiza en la UPNA”.

Como toda estructura nueva, los institutos se han encontrado con carencias y dificultades. Uno de los obstáculos ha sido la escasez de presupuestos. “Los recursos que hemos podido poner a disposición de los institutos en esta fase inicial y crítica no está siendo todo lo que se necesitaría para asegurar el éxito de la iniciativa”, afirmó . Y es que, aunque el convenio firmado con la Obra Social la Caixa-Fundación Caja Navarra “está siendo muy importante para permitir la captación de talento destinado a los institutos y la organización de jornadas de investigación que ayude a posicionarlos a nivel regional, nacional e internacional”, el vicerrector reconoció que la capacidad económica de la UPNA para apoyarlos es “muy limitada”.

Otro aspecto clave es que la comunidad universitaria se involucre en el proyecto. “Creemos que esto se está logrando de forma gradual y cada vez hay más investigadores adscritos a los institutos que apoyan de forma decidida esta iniciativa”, afirmó.

lograr mayor reconocimientoEn opinión del vicerrector, el principal reto que tienen estas estructuras es “conseguir el reconocimiento regional como centros investigadores de excelencia cuya contribución al tejido productivo regional sea fundamental, así como su posicionamiento como centros reconocidos a nivel internacional gracias a las publicaciones y a los proyectos europeos”. Asimismo en los próximos años sería fundamental incrementar a captación de fondos y recursos para realizar una investigación de excelencia y la sinergia entre investigadores.

En la actualidad, los cuatro institutos, puntualizó Gonzalo, “están en fase de establecer las bases de funcionamiento y de hacerse un hueco en el sector socioeconómico navarro y nacional. Nos quedan algunos años para poder decir que las bases están asentadas y que pasamos a una segunda fase que sería la de consolidación”. Ahora bien, el vicerrector advirtió de que estos organismos se irán evaluando, como ocurre con los grupos de investigación. “Son nuestra apuesta y estamos poniendo muchos de los pocos recursos que tenemos, pero ellos tienen que responder. Están haciendo muchas cosas pero hay que evaluar”, remarcó Gonzalo, quien destacó que los institutos de ciudades inteligentes, materiales avanzados y agroalimentación se alinean bastante bien con la Estrategia S3 del Gobierno foral y el de economía “puede servir de soporte a las políticas de desarrollo y a la evaluación de empresas”.

Asimismo, el vicerrector dejó claro que la apuesta de la UPNA es crear nuevos institutos. “Hay cabida al menos para dos más. Estamos trabajando en uno cuya temática está orientada en el sector de agroalimentación y biotecnología, está bastante avanzado, y sería muy interesante contar con otro en el campo de Humanas y Sociales”, reconoció Gonzalo, quien puntualizó que “la decisión debe surgir desde abajo. Nosotros ponemos los medios que tenemos a nuestro alcance, pero no decidimos qué institutos se van a crear. Son los investigadores los que deben impulsarlos”.

problema

faltan vocaciones en ingeniería

Menos interés por hacer la tesis. A la UPNA le está costando encontrar universitarios que quieran hacer la tesis doctoral. “Hay mucha gente que está encontrando trabajo y además el futuro en la universidad no está claro, porque con la tasa de reposición no es fácil quedarse en la universidad”, explicó el vicerrector de Investigación, Ramón Gonzalo, quien añadió que el principal problema está en las ingenierías. “Cada vez hay menos vocaciones y cada vez hay más necesidad de investigadores. Las empresas nos demandan ingenieros y no tenemos. Se colocan todos”, remarcó. Asimismo Gonzalo reconoció que hay carreras consolidadas como Ingeniería Industrial que, aunque siguen teniendo más demanda que oferta, las solicitudes caen. “Hay menos gente que quiere cursar esta carrera pero las empresas siguen pidiendo ingenieros. Algunas están contratando a estudiantes sin terminar el grado. Se están moviendo mucho las carreras bio”.

Más sobre Navarra

ir a Navarra »