Koldo Leoz alcalde de estella-lizarra

Koldo Leoz (EH Bildu): “Veo imprescindible que las fuerzas del cambio sigamos gobernando la ciudad en la próxima legislatura”

Koldo Leoz Garciandia (EH Bildu) hace balance de dos años de gobierno tras obtener la Alcaldía gracias al apoyo de Ahora-Orain y Geroa Bai

R. Usúa - Lunes, 12 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Koldo Leoz, trabajando en su despacho.

Koldo Leoz, trabajando en su despacho. (R. Usúa)

Galería Noticia

Koldo Leoz, trabajando en su despacho.

estella-lizarra- El primer edil tiene claro que las cosas han cambiado a mejor en estos primeros 24 meses de andadura gracias “a una nueva forma de hacer política” y, además, vaticina un futuro prometedor para la ciudad siempre que en la próxima legislatura se mantenga esta línea de trabajo “bajo la gestión” del tripartito. También hay espacio para la autocrítica en este repaso que hace Leoz a lo que han sido los dos primeros años de legislatura.

¿Qué valoración general hace de estos dos años de gobierno, considera que se han dado cambios sustanciales?

-Somos muy ambiciosos y cuando presentamos el acuerdo programático de gobierno ya dijimos que queríamos hacer muchas cosas pero que poliki-poliki, que Roma no se construyó en un día. Pero ya se van viendo cosas interesantes. Desde luego, lo que ha cambiado desde el minuto uno es la manera de hacer política;se ha pasado de hacer política desde el púlpito a hacerla a pie de calle, cercana, en contacto con los ciudadanos y posibilitando la participación, pasando de actitudes más de mando a más de gestión. Y se están tomando decisiones, algunas impopulares y difíciles, pero la gente nos votó para esto, para cambiar las cosas. Nos pidieron trabajo y resultados y poco a poco se van viendo, como el repunte en sectores clave como el turismo o la industria. Para que se den cambios sustanciales hacen falta muchas horas, reuniones, gestiones y si bien desde aquí queremos hacer las cosas rápido, luego dependes de terceras personas. Esta legislatura tiene que ser la de asentar muchas cosas para rematar en las siguientes y a partir de ahora esperamos ir viendo cambios de más calado.

¿Es difícil mantener esa ilusión del principio tras dos años gestionando?

- Cuando ves que tu trabajo tiene un reflejo y que se consiguen cosas, te animas a seguir, aunque a veces es difícil debido a la carga de trabajo, a la soledad que tienes en muchos momentos como alcalde y a ciertas decisiones que tienes que tomar. Pero cuando gracias a tus gestiones e insistencia se consiguen proyectos como la Escuela de Idiomas, una demanda de la sociedad de hace más de 15 años, ves que todo esto merece la pena. Pero es duro, no lo voy a negar;el sacrificio, sobre todo en el ámbito personal y familiar, es grande.

A finales de 2015 el tripartito presentó un acuerdo de gobierno con 65 prioridades para la legislatura. ¿Qué grado de cumplimiento lleva?

-Tenemos cumplido ya más del 65% del acuerdo y toda la labor del equipo de gobierno va dirigida a cumplirlo íntegramente. Lógicamente faltan los puntos a más largo plazo, los más ambiciosos, pero haber logrado ya dos terceras partes es muy importante. Todo lo que dependía de tener voluntad y poner trabajo se ha conseguido, lo que demuestra que cuando entras con ganas de hacer cambios se logran cosas. Y es lo que se puede achacar a anteriores equipos de gobierno;no había novedades ni iniciativas, solo era una continuación de la inercia de años, de cumplir el expediente, una política de fotos y titulares.

¿Qué es a su juicio lo más importante que han logrado?

-Yo incidiría en la participación, porque es una forma de hacer política completamente opuesta a la que había, que era una política, entre comillas, de ordeno y mando. Ahora se escucha a la gente y todos, los ciudadanos y nosotros, vamos aprendiendo. Participación no quiere decir que se vaya a hacer todo lo que plantean los vecinos y vecinas, pero sí se escucha, se valora, se pone encima de la mesa y se estudia su viabilidad, su urgencia... y si es posible, se puede hacer. Además, destacaría toda la ilusión y trabajo que estamos poniendo por dinamizar los sectores económicos más importantes para la ciudad (turismo, industria y comercio), y eso es al final lo que genera riqueza y puestos de trabajo. Como prueba de ese trabajo, un dato esclarecedor: en la anterior legislatura, cuando una misma comisión reunía Industria, Empleo, Comercio y Turismo, -cuatro juntas, que tela...-, se hacían tres o cuatro convocatorias al año. Ahora que están separada en dos áreas distintas, cada mes hay una de cada;es decir, donde había antes 4 comisiones anuales ahora hay 24, y eso da una imagen fiel de lo que ha cambiado. Y otro logro es que ya hay un compromiso para construir viviendas de alquiler social y para gestionar el servicio directamente desde Estella;se formalizará en breve.

Le están dando mucho protagonismo a la participación. ¿Creen que la respuesta ciudadana está siendo buena?

-Muy positiva y se ha demostrado que la gente quería participar. Estuve hace poco en un taller con localidades que hacemos iniciativas en ese sentido y pusieron como ejemplo las dinámicas de Estella, especialmente la de los Presupuestos Participativos. La empresa que impartió el taller se sorprendía de cómo en una votación prácticamente solo presencial habíamos conseguido implicar a casi 1.000 personas, alucinaron. Y si nos ponen como ejemplo es porque estamos haciendo las cosas bien. Somos muy autoexigentes, siempre detectamos fallos y, como queremos mejorar, vamos a talleres donde compartir experiencias. El proceso final después de poner en marcha esas dinámicas y afinarlas será elaborar una ordenanza que lo regule, y ya tenemos un borrador.

¿Y qué es lo más importante que queda por hacer en estos dos años, cuáles son los retos?

-Tenemos que conseguir que la ciudad sea capaz de generar tal movimiento social, económico, cultural... que revitalice todas las áreas económicas y genere a la vez empleo. Tener más visitantes aumenta el consumo en la hostelería, por ejemplo, y todo eso va a generar que el comercio repunte y cree empleo. Tenemos puestas muchas esperanzas en el edificio del antiguo juzgado, queremos que sea un motor de todo lo que es el turismo y la cultura, que sea un referente, que atraiga a un montón de visitantes y que cree riqueza. Ahí irá la Oficina de Turismo, el Centro Jacobeo, una especie de museo de la ciudad... Eso sin olvidar por supuesto la industria. Todo el polígono va a ser ya municipal, el vivero está lleno cuando antes estaba semivacío y se valora ampliarlo. Tanto el área de Industria y Empleo con Ricardo Gómez de Segura (Geroa Bai) como el de Comercio y Turismo con Marta Astiz (Ahora-Orain) están haciendo las cosas muy bien y hay que valorarlo.

Ya que cita a sus socios de gobierno, ¿la relación goza de buena salud o se advierte ya cierto desgaste?

-La relación es excelente y esperamos que siga siendo así. El dialogar y tener que alcanzar consensos porque piensas distinto en algunas cosas nos obliga a reflejar la diversidad que hay en la ciudad y a buscar lo mejor para ella. Los que intentan ver debilidad o enfrentamiento en esa diversidad se equivocan, al revés. Resulta enriquecedor y es bueno que todos tengamos que ceder en algo, estamos llegando a consensos continuamente. No es tan difícil hablar entre diferentes y llegar a puntos de encuentro y lo estamos demostrando.

En un terreno ya más personal, ¿cuál ha sido su mejor momento como alcalde?

-Son muchos detalles, pero una de las cosas que más me gusta es el ambiente de trabajo que hay ahora en el Ayuntamiento, y eso me reconforta. Lo he vivido estando en la oposición y el ambiente era mucho más triste;ahora se ve que la gente está a gusto y creo que eso sí es consecuencia directa en este caso del alcalde, que es el que tiene más trato con los trabajadores y el que transmite una forma de trabajar. Esa satisfacción personal sí que la tengo. Si hablamos de resultados, la Escuela de Idiomas es un puntazo, San Benito otro, recuperar el antiguo Juzgado... son muchas las satisfacciones fruto del trabajo de todo el equipo de gobierno, pero en lo personal de lo que más satisfecho estoy es del ambiente que hay en el Ayuntamiento.

¿Y el peor momento? ¿Quizá descubrir lo que había detrás de los terrenos de Oncineda?

-Es un tema que nos ocupa muchas horas de trabajo y de preocupación. Con los pasos que estamos dando creo que hemos evitado el mal mayor, pagar 11 millones de euros, pero mal va a haber. Dependerá de nuestro trabajo y de nuestros aciertos que ese mal sea el menos posible. La tasación que encargamos de dos de las parcelas valora el m2 en 2,25 euros, menuda diferencia con lo que se acordó (las empresas propietarias piden entre 88 y 108 euros). De momento se van a tener que pagar 58.000 euros como mínimo fruto de una mala gestión anterior, y seguramente no se quede solo en eso. Me duele porque podíamos haber tenido los terrenos gratis y con esta tasación se demuestra que detrás había un negocio. ¿Por qué no se llegó entonces a esa misma conclusión de 2,25 euros?

Aunque es un tema que va para largo, ¿cómo está afectando ya al Ayuntamiento?

-De momento se han reservado 1,2 millones de euros del remanente para eso, cuando se podrían haber invertido en mejorar servicios, fomentar dinámicas de empleo..., mil cosas. Es un marrón bastante serio el que hemos heredado.

Habla de herencias de la ahora oposición. ¿Cómo valora la labor que están haciendo?

-Del PSN, -que por cierto aún no ha renunciado por escrito a estar en la Junta de Gobierno Local-, se puede decir que construye y a la vez destruye. Por un lado aporta cosas presidiendo una comisión como es Deportes y con todo el trabajo que hace Ignacio (Sanz de Galdeano). Y eso a pesar de que es un estilo de política diferente al que llevamos el resto, muy basado en la gestión de los recursos económicos cuando se podrían hacer más cosas sin necesidad de dinero, como por ejemplo la gestión desde alcaldía para que los colegios cedan las instalaciones deportivas. Pero se puede decir que por un lado aportan trabajo y tienen una posición constructiva en querer participar, pero otro el PSN es la oposición pura y dura de este Ayuntamiento, muchísimo más que UPN. El PSN debería tener claro qué quiere, si estar más cerca de las fuerzas del cambio y las posiciones progresistas, o si quiere seguir de la mano de UPN en el 90% de las cosas. Les falta definirse, no se puede estar en misa y repicando, como se suele decir.

UPN también ha sido crítico acusándole casi en cada pleno de no haber hecho nada salvo arreglar baches...

-No merece la pena entrar en ese juego;lo único que hace UPN es buscar un enfrentamiento cuerpo a cuerpo ya que quizá ahí se puede sentir más cómodo buscando titulares gracias a su influencia en algún medio de comunicación. Pero no participan en nada, solo se dedican a intentar destruir y viven de espaldas a una sociedad que nos ha pedido consensos. Su labor es nula y encima la única concejala que aportaba trabajo se les ha ido. Lo único que han hecho es atacarme en lo personal en vez de hacer una crítica al trabajo que estamos haciendo. Quizá no tienen otra vía de ataque porque el trabajo está siendo bueno.

Una de las decisiones más criticadas del equipo de gobierno fue la subida de tasas de la Escuela de Música. ¿Siguen pensando que acertaron?

- A nosotros nos votaron los ciudadanos para gestionar bien el dinero público y si para eso hay que tomar decisiones impopulares, -no solo esta sino por ejemplo el tema de los encierros del otro día-, se van a tomar. No tenemos nada contra la música ni mucho menos contra la Escuela Municipal, al revés, fue un planteamiento desde la buena gestión que hay que hacer del dinero público precisamente para que la escuela pueda seguir sobreviviendo y sea de calidad. Era una decisión que había que tomar en base a los numerosos avisos que año a año daban Comptos y el Servicio de Intervención, pero nadie la había tomado antes. Durante años se prefirió no crear titulares impopulares aun a costa de poner en peligro la viabilidad de la propia escuela. Sabíamos que la decisión era impopular, pero tenemos la responsabilidad de tomar este tipo de decisiones. Lo que sí cambiaría es la forma de comunicar que tuvimos y los tiempos, es verdad que no acertamos en la comunicación con la Escuela, los alumnos y las familias porque era un tema muy delicado. Fuimos tarde a informar y a explicar las razones, y cuando ya se ha generado un malestar, aunque lo expliques ya es difícil que la gente vea que tiene sentido. Hay que asumir los errores y, como digo, fallamos en cosas. Pero la decisión sigo pensando que fue la acertada.

Menciona la gestión del dinero público. ¿Preocupa el exiguo margen para inversiones que tiene el Presupuesto si excluimos los remanentes?

-Preocupa y por eso estamos realizando acciones para bajar el gasto corriente en temas como los consumos energéticos: poner LED en el alumbrado público, calentar edificios con una caldera de biomasa...

Todo eso traerá ahorros importantes, además de conseguir una ciudad más sostenible, y se podrán utilizar en inversiones, fomento del empleo...

¿Quizá la solución pueda ser la fórmula de la Carta de Capitalidad? Su grupo la pedía estando en la oposición pero ahora no se menciona....

-Más que una Carta de Capitalidad pedimos una financiación acorde a los servicios que ofrecemos a toda la Merindad. Un ejemplo: ahora vamos a gastar más de 30.000 euros en asfaltar la subida al Hospital, dinero que sale de los impuestos de Estella para mejorar un acceso a un servicio comarcal. ¿Por qué? Lo mismo con las horas de trabajo de Policía Municipal para controlar el tráfico en los accesos al colegio comarcal. Todo eso debería valorarse y que luego se añada a la cantidad que recibimos del Fondo de Haciendas Locales. En lo personal creo que la fórmula de la Carta de Capitalidad es hasta equivocada, porque te dan un dinero para que te lo gastes como quieras en vez de con un destino concreto y justificado. Habría que encontrar una fórmula para compensar a aquella localidades que prestan servicios comarcales, sobre todo las cabezas de Merindad. Con la reforma del Mapa Local se puede terminar de trazar todo este tema de la financiación y las entidades locales tendremos que pelear por que sea acorde a los servicios que prestamos, eso sí, justificada.

¿Cómo es la relación ahora con el Gobierno foral, considera que hay más atención hacia Estella?

-Ha mejorado. Hay voluntad del Gobierno por dar protagonismo a las entidades locales y en nuestro caso nos lo trabajamos, no solo pidiendo, también ofreciendo. En el viaje que acabo de hacer a México con la Red de Juderías yo vendí Estella, pero también Navarra, y, de hecho, pedí información al Gobierno para hablar allí también de nuestras empresas y sectores punteros. Creo que la relación entre Ayuntamiento y Gobierno tiene que ser de ida y vuelta, y ahí vienen los resultados. Y cuando por ejemplo hemos ido los tres grupos de gobierno a hablar a Pamplona temas como el del antiguo ayuntamiento, la disposición ha sido muy buena.

Muchas veces habrá oído en los últimos años aquello de que Estella “es una ciudad muerta”. ¿Le augura un futuro prometedor?

-Tengo la percepción de que está reviviendo. El ambiente de los viernes y sábados, vuelven las promociones de viviendas, fíjate en qué corto espacio de tiempo van a abrir tres albergues... Todo eso es fruto de trabajar mucho e insistir y vender por todos los sitios nuestra ciudad. El futuro lo veo positivo pero, ojo, también veo que es imprescindible que en la próxima legislatura sigamos las fuerza del cambio gobernando. No podemos permitirnos que vuelvan las antiguas políticas, hay que darle continuidad a esto. No sé en qué proporción de concejales, pero tenemos que repetir las tres fuerzas para que esta buena dinámica tenga continuidad y se acabe de asentar lo que se está haciendo.

¿Y con usted como candidato a la Alcaldía de EH Bildu?

-Ahora mismo no lo sé, aún no me lo he planteado.

las claves

“Nos votaron para gestionar bien el dinero público y si hay que tomar decisiones impopulares, se toman”

“La relación entre los tres grupos es excelente y resulta enriquecedor tener que llegar a consensos”

“Las tasas de la Escuela de Música había que subirlas, pero erramos en los tiempos y en la forma de comunicarlo”

“Ya hemos cumplido más del 65% del acuerdo de gobierno, todo lo que dependía de poner voluntad y trabajo”

“Lo de Oncineda es un marrón y de momento ha habido que reservar 1,2 millones que podían invertirse en mil cosas”

“En lo personal de lo que más satisfecho estoy es del buen ambiente de trabajo que hay ahora en el Ayuntamiento”