vecinos

20 años compartiendo Cantabria

Las Majas y Majucas protagonizan una semana cultural acompañadas de la gastronomía y folclore de la tierra cántabra

Patricia Fernández / Mikel Saiz - Lunes, 12 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:07h

El presidente, José Gómez Zubieta, posa junto a la Maja y Majuca 2017 e invitados en la sede de la asociación ubicada en la plaza Félix Huarte.

El presidente, José Gómez Zubieta, posa junto a la Maja y Majuca 2017 e invitados en la sede de la asociación ubicada en la plaza Félix Huarte. (Mikel Saiz)

Galería Noticia

El presidente, José Gómez Zubieta, posa junto a la Maja y Majuca 2017 e invitados en la sede de la asociación ubicada en la plaza Félix Huarte.

pamplona- Un juez, un registrador de la propiedad, un abogado, un médico, tres ingenieros, dos empleados de un banco y una secretaria fundaron la Casa de Cantabria en Navarra en 1984. Estos días celebraron su XX Semana Cultural, protagonizada por la gastronomía y el folclore cántabro.

Uno de los fundadores, José Gómez Zubieta, es actualmente el presidente de la casa regional. Superando los ochenta años de edad, sigue promulgando la cultura de su “tierruca” a través de una asociación que cuenta con más de un centenar de socios. La Semana Cultural comenzó en 1991 con el objetivo de darse a conocer en la capital foral. De la mano de un camión expositor con espectáculos y azafatas repartiendo propaganda de Cantabria se daba comienzo a la tradición. El año siguiente optaron por realizar una misa cántabra en la catedral de Pamplona y esta se llenó por completo. “No sabíamos que había tantos cántabros en la ciudad, ese día nos unimos todos por fin”, asegura el presidente. Ese fue el punto de inflexión que provocó la consolidación de la casa regional.

La Casa de Cantabria en Navarra, situada en la plaza Félix Huarte, que recauda sus fondos mediante aportaciones de socios, actividades durante el año como la festividad de las Marzas y el bar Piquio Casa de Cantabria, ha ido dando forma a su Samana Cultural llegando a la actual con una gran variedad de eventos. Esta dio comienzo el pasado 5 de junio con la imposición de bandas de la Maja y Majuca. De la festividad, abierta a todo el que quiera empaparse de la cultura cántabra, el presidente destacó una actividad: “La Sardinada Popular es algo que nadie se podía perder. Traemos sardinas directamente de Santoña, al igual que los asadores”.

En una casa regional que se separa del resto asegurando que anteponen la cultura al folclore, se sigue pasando el relevo de generación en generación, contando el socio más pequeño con tan solo tres años de edad. José Gómez Zubieta, quien lleva cuarenta años en Pamplona, afirma echar en falta el mar, su olor y su mundo de barcos y marineros. Como él son muchos los que todavía se emocionan al escuchar anécdotas o himnos como el pregón que abrió la Semana Cultural a cargo del santanderino Juan Carlos Gago. El presidente define la Casa de Cantabria como una forma de mantener presente la vida y tradición cántabra y asegura que existen muchos aficionados a Cantabria en Pamplona. Todos ellos tuvieron la puerta abierta durante la Semana Cultural y la seguirán teniendo durante todo el año.