Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Daresha Kyi Codirectora de ‘chavela’

“En estos tiempos difíciles hacen falta ejemplos que nos inspiren, y Chavela lo es”

La Muestra de Cine y Mujeres exhibió ayer un documental que refleja las luces y las sombras de la mujer que tan bien cantó a la soledad y que hoy ya es mito

Ana Oliveira Lizarribar Iban Aguinaga - Martes, 13 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Chavela Vargas, en sus inicios en la música.

Chavela Vargas, en sus inicios en la música. (Foto: D.N.)

Galería Noticia

  • Chavela Vargas, en sus inicios en la música.
  • Chavela Vargas junto a Frida Kahlo.
  • Su presentación en España fue en la Sala Caracol en 1992.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

pamplona- Daresha Kyi, una de las dos directoras de Chavela, visitó ayer Pamplona para hablar sobre esta película que se estrena el viernes en Golem Yamaguchi y que traza un retrato completo de Isabel Anita Carmen de Jesús Vargas Lizano, un torrente en la vida, en la música, en el amor... Y con una herida de infancia que nunca curó. Voces como las de Pedro Almodóvar, Elena Benarroch, Miguel Bosé, Tania Libertad o José Alfredo Jiménez Jr. se mezclan con la de la cantante. Se llamaba Chavela Vargas, no lo olviden.

¿Por qué la voz, hablada o cantada, de Chavela Vargas, o su sola presencia nos pone los pelos de punta?

-(Ríe) Creo que tenía un poder que iba más allá de su voz y de su carácter;era algo así como un poder espiritual, y cuando la ves lo sientes.

Creo que usted no llegó a conocerla, sino que supo de ella a través de su compañera en este proyecto, Catherine Gund, que la entrevistó en 1991.

-Así es. Ella le hizo esas entrevistas en 1991 y las guardó. Y en 2015, Cat había terminado su último documental, andaba buscando un nuevo tema y me invitó a una reunión de sus amigas creativas. Nos pusimos a debatir y después las dos nos quedamos hablando y ella me dijo que quería hacer una película conmigo. Yo estuve de acuerdo y me contó que tenía un vídeo que acababa de digitalizar y me lo enseñó para ver qué me parecía. Así empezó todo. Cuando vi a Chavela hablando, sentí escalofríos.

Tenía un carisma muy especial.

-Era un personaje sumamente único.

¿Antes de ese momento con Cat, no conocía nada de Chavela, ni siquiera su música?

-Nada de nada de nada. Después de verla hablando en el vídeo me quedé impresionada y cuando llegué a casa la busqué en Internet. Y dije ‘wow’. Su vida era de película, una montaña rusa total, con bajadas y subidas continuas. Eso de pasar de estar tirada en el suelo, borracha, a vender todas las entradas en el Carnegie Hall de Nueva York o en el Olympia de París. De estar doce años sin actuar por el alcoholismo a ser la musa de Pedro Almodóvar o a trabajar con Salma Hayek. ¡Quién se imagina una vida así!

La base de la película son esas entrevistas de 1991, pero ¿cómo fue el proceso de búsqueda para conseguir el resto del material -fotos, imágenes de televisión, testimonios- para componer el retrato?

-Yo leí sus dos autobiografías e iba apuntando los nombres de las personas que ella mencionaba. Luego fui a Internet a buscar a esas personas y también para ver qué más material sobre Chavela existía y ahí me di cuenta de que había mucho. Ya habían hecho tres documentales, programas de televisión, entrevistas en la prensa... Había un tesoro de imágenes también. El problema era encontrarlas y conseguir los derechos. Y eso fue difícil.

¿Por qué?

-En México casi no se dan cuenta del tesoro que era Chavela y no tienen los archivos muy organizados, así que muy pronto vimos que teníamos que tener a alguien allí, sobre el terreno. Y contratamos a un hombre, Adrián Gutiérrez, que es un amor y se encargó de ir a los canales de televisión, a los archivos de las universidades y demás, y es por él que tenemos tantas cosas.

¿Y qué es lo que quiere aportar este documental sobre Chavela que no hayamos visto en esos trabajos anteriores que menciona?

-Creo que hasta ahora no existía un documento completo de su vida. Los que existen cuentan una parte de la vida de Chavela. Además, nosotras queríamos que su voz guiara toda la historia y también mostrarla en toda su complejidad, no como una estrella, sino como un ser humano, con su luz y su oscuridad. Queríamos presentarla tal y como era, sin juzgarla.

El documental ofrece numerosos testimonios, algunos de ellos muy significativos. ¿Fue sencillo contactar con estas personas?

-Este proceso fue interesante. La entrevista más difícil de conseguir fue la de Pedro Almodóvar. La primera vez que se la pedimos nos dijo que estaba muy ocupado con su película Julieta;la segunda, que no estaba concediendo entrevistas;la tercera, que aun le dolía mucho la muerte de Chavela... Hasta que, por fin, una persona me dijo que era amiga de su productora, contactó con ella y así lo conseguimos. En cambio, las entrevistas con estas cantantes de México, Eugenia León y Tania Libertad, fueron muy fáciles. Les envié un mensaje y el trailer por Facebook y me dijeron que sí enseguida.

Especialmente valioso es el relato de Alicia Pérez Duarte, con la que vivió una intensa relación durante aquellos años de alcoholismo de Chavela.

-Conseguimos su participación en el último momento. Yo sabía que había sido su abogada, pero no que también fue su amante, y es esta faceta la que me parecía más interesante, claro. Nos hacían falta sus palabras.

Es curioso, pero esta relación apenas es conocida y Pérez Duarte se abre completamente en el documental.

“Queríamos presentar a Chavela en toda su complejidad, con sus luces y sus sombras;tal y como era, sin juzgarla”

“Yo no sabía absolutamente nada de Chavela Vargas, pero cuando Cat me enseñó el vídeo con sus entrevistas y la vi hablando, sentí

-Y dice que la película le ha cambiado la vida. Claro, habla de una etapa de su vida muy importante y muy personal. Llama la atención que en otros documentales sobre Chavela ella no salga. Solo sale en el nuestro, y es porque nadie nunca le había pedido hablar sobre su relación.

Ella nos muestra a una Chavela humana, con sus luces, pero también con muchas sombras.

-Recuerdo que contacté con Alicia a través de un e-mail, al que me contestó diciendo que le encantaría hablar de la mujer que un día la trataba como una diosa y al día siguiente amenazaba con tirarse por la ventana si ella -Alicia- no hacía lo que quería. Necesitaba hablar, contar su historia. Es más, al final de su respuesta me preguntó si quería ver unas fotos que nadie había visto hasta entonces.

¿Y qué se encontró?

-Alicia tenía un tesoro de fotos de Chavela. Apoyada en un árbol, dando de comer a un pájaro, mirando el río... Cuando llegué a su casa para entrevistarla, me mostró dos libros enormes repletos de fotos. Llevamos con nosotras a un escaneador para copiarlas en el momento.

En la entrevista que Catherine Gund le hizo en 1991, Chavela se refiere a su ruptura sin nombrarla.

-Es fascinante. Teníamos esas palabras de Chavela, pero no sabíamos de quién hablaba hasta que hicimos la entrevista con Alicia. Y todo encajó. Nos emocionamos tanto al ver que teníamos las dos partes de una historia. ¡Magia!

El documental también aborda la sexualidad de Chavela. Durante gran parte de su vida, nunca habló de ello en público, no se lo podía permitir, pero al final declaró su homosexualidad abiertamente.

-La primera vez que lo dijo públicamente fue cuando recibió -en 2000- la Gran Cruz de Isabel la Católica en España en presencia del Rey (ríe). Era única y lo dijo a lo grande.

En esa lucha por la igualdad de derechos a la hora de amar también fue una luchadora, un símbolo.

-En estos tiempos difíciles en los que vivimos, en Estados Unidos y en muchas partes, con la gente comportándose como borreguitos, eligiendo a personas que no le van a ayudar, porque son fascistas, el mensaje de Chavela es más importante que nunca. Lucha por tu autenticidad, decía. No puedes controlar lo que piensan, dicen y hacen los demás, solo tu propio ser, cómo te presentas en el mundo, cómo vives tu vida. Y ella apostaba por vivir de una manera auténtica, aunque sea difícil, aunque haya que luchar, aunque sufras...

¿Nos hacen falta referentes así?

-Sí. Es importante dar ejemplos de otra manera de ser y de estar en el mundo y ejemplos que pueda inspirar a la gente, que todo el mundo se dé cuenta de que es capaz de más.

De resistir.

-Claro, pero es que no tienes que salir a la calle con pancartas, puedes resistir en tu propio ser. Antes de decir en público que era lesbiana, ella resistió siempre, nunca se dio por vencida.

Hay muchas leyendas en torno a Chavela, nunca se ha sabido si eran ciertas algunas de las historias que contaba: su romance con Frida Kahlo, su noche con Ava Gardner...

-Ella jugaba con su propia leyenda negra. Un día decía que con Frida estuvo cinco meses, otro que cinco años, otro que nunca... Para ella, los datos, las fechas no eran importantes. Le gustaba contarte una historia y ver cómo reaccionabas ante ella.

Fue una gran seductora.

-¡Y era guapísima! Imagínate si esa mujer viene y te canta (ríe).

Ella dice que cantaba para todas las mujeres del mundo, y que haber sido creada mujer era un privilegio. ¿El documental pretende lo mismo, se dirige a todas las mujeres?

-Sí, porque nosotras somos más de la mitad de la humanidad, y en la mayoría de los lugares nos empujan hacia abajo. Necesitabamos saber quiénes somos. El mundo no existiría sin nosotras. Chavela decía que ser mujer era un regalo del cosmos, y es una pena, porque muchas no piensan así. Y deberían.

Herramientas de Contenido