Ensayos previos en Tafalla y Zaragoza. El poema sinfónico coral ‘Per Agrum’, en Pamplona el 17 de junio

Baluarte acogerá la cita, a beneficio de Medicus Mundi y promovida por la Federación de Coros

Fernando F. Garayoa Iban Aguinaga - Martes, 13 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Pagola (Medicus Mundi). Elberdin (compositor) y Gorricho (Federación de Coros), ayer en la presentación.

Pagola (Medicus Mundi). Elberdin (compositor) y Gorricho (Federación de Coros), ayer en la presentación.

Galería Noticia

Pagola (Medicus Mundi). Elberdin (compositor) y Gorricho (Federación de Coros), ayer en la presentación.

pamplona- El próximo sábado, día 17 de junio, el Auditorio Baluarte de Pamplona acogerá el estreno en la capital foral del poema sinfónico coral Per Agrum,una obra que tiene como hilo conductor el Camino de Santiago a través de Navarra.

Las entradas para el concierto, que comenzará a las 20.00 horas y cuyos beneficios irán destinados a Medicus Mundi, ya están a la venta en los canales habituales de Baluarte al precio de 10 euros. El dinero será destinado a tres proyectos que esta ONG tiene en la República Democrática del Congo, Nicaragua y Pamplona.

Javier Pagola, de Medicus Mundi;Carlos Gorricho, presidente de la Federación de Coros de Navarra;y Josu Elberdin, compositor de la obra, ofrecieron ayer todos los detalles del un evento en el que participarán 180 voces infantiles, que contará con una orquesta (Goya, de Zaragoza) de 60 músicos y cuyo texto, en castellano y euskera, ha sido elaborado por Josune López.

En cuanto al título de la pieza, Per Agrum,traducido Por el campo,hacer referencia al impulso inicial que impulsa al que peregrina así como la relación con los diversos paisajes que atraviesa el peregrino en su ruta desde el Pirineo navarro hasta su salida de la Comunidad Foral.

Josu Elberdin explicó que este proyecto nació hace dos años, cuando Carlos Gorricho le propuso ir un paso más allá de la obra que entonces estaban representando, Magnificat.“La cantata está dividida en diez partes, de las cuales dos son solo sinfónicas y las otras ocho sinfónico corales”. El conjunto de todas ella intenta plasmar lo que sería el recorrido por el Camino de Santiago en Navarra, partiendo de Roncesvalles y atravesando la zona media, “tanto de noche como de día”, reflejando al final el sentir del peregrino, que sabe que tras terminar la senda por Navarra “su vida ha cambiado pero el camino continúa”. Elberdin también apuntó que de las diez partes que integran la obra, dos no son originales sino populares: la primera, que es una melodía antigua, y la octava, que es la Aurora de Santiago que se canta en Puente la Reina.

Por su parte, Carlos Gorricho describió este proyecto como un reto, destacando como los chavales, de edades comprendidas entre los 7 y los 16 años, ha trabajado casi como profesionales, “con muchísima energía, pasión y disciplina”. Gorricho también quiso resaltar el trabajo de Ópera de Cámara de Navarra, que se encargará de la escenografía del montaje, llevando el montaje de la misma un paso más allá, “de forma que el espectador casi sienta que está caminando por Eunate, Puente la Reina o Roncesvalles”. Tras el estreno en Pamplona, la obra se representará el próximo 18 de marzo en el Auditorio de Zaragoza.

En cuanto a la financiación del proyecto, Gorricho, sin pelos en la lengua, matizó que “el proyecto puede llevarse a cabo gracias a los patrocinadores privados, sacando de donde no hay, ya que no contamos con dinero del Gobierno”. En este sentido, también recalcó que han contado con la Orquesta Goya porque no tienen “acceso a la orquesta oficial de Navarra, algo que tampoco hemos solicitado, entre otros motivos, porque no podemos contar con Baluarte para ensayar, por ejemplo, un domingo, cosa que si podemos hacer en Zaragoza”.

las claves

entre tafalla y zaragoza.Para poder llevar a cabo el proyecto Per Agrum, las chicas y chicos del Coro Rey Sancho (Tafalla), Coro Infantil Amici Musicae (Zaragoza), Coro Juvenil de la Escuela de Música de Noáin y Coro de la Ikastola Paz de Ziganda han ido ensayando su correspondientes partes primero sin la orquesta (en la imagen, uno de los ensayos realizados en Tafalla) y el pasado fin de semana, en Zaragoza, donde ya pudieron juntarse las 180 voces y preparar la cantata junto a los músicos de la Orquesta Goya. Foto: Carmelo Armendáriz