‘Marina’, el ‘hit de Emilio Arrieta, regresa a la Zarzuela con “más brillo”

La obra del compositor navarro se representará entre el 15 y el 24 de junio dirigida por Ramón Tebar

Martes, 13 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

madrid- El Teatro de la Zarzuela finaliza su temporada 2016/2017 con Marina, la zarzuela del navarro Emilio Arrieta que, tras haberse convertido en uno de los hits de este género, en esta ocasión se presenta con “luz y más brillo” de la mano del director musical Ramón Tebar y el director de escena Ignacio García.

Así lo han afirmado ambos en la presentación de esta obra que, a lo largo de los más de 160 años de historia del teatro madrileño, se ha convertido en uno de los títulos que más se han llevado a escena por varios motivos: “Es un hit porque es narrativa, porque los personajes están muy bien definidos y porque bebe de la tradición popular”, como apuntó García.

Tebar, director titular de la Florida Gran Ópera (Estados Unidos), puntualizó que en esta nueva entrega, que se llevará a escena en ocho ocasiones del 15 al 24 de junio, se ha sacado “luz y más brillo” al libreto original.

Marina es fresca no solo por la edad de sus intérpretes -añadió sobre esta ópera convertida en zarzuela y estrenada en el Teatro Real en 1871- sino porque le hemos quitado algo de polvo a las tradiciones, hemos quitado algunos puntos de la partitura que eran gratuitos y oscurecían el texto”.

En este sentido, como destacó Daniel Bianco, director del Teatro de la Zarzuela, en esta nueva puesta en escena se ha contado con la savia nueva de jóvenes cantantes, pero con “trayectoria”, como las sopranos Olena Sloia o Leonor Bonilla (las Marinas de los dos repartos) o Alejandro del Cerro y Eduardo Aladrén (que interpretan en papel de Jorge, el capitán del buque). “Es gente a la que hay que darle una oportunidad y como director de un teatro público me veo en la obligación de abrirles esa puerta”, matizó antes de desvelar que la soprano Olena Slolia fue descubierta por el director y compositor Miguel Gómez Martínez mientras cantaba ópera en la puerta de una céntrica churrería madrileña. Por eso, la soprano ucraniana confesó ayer que meterse trabajar en este proyecto ha significado una “oportunidad enorme”, así como que es un “sueño” que se ha cumplido.

La zarzuela, con una duración de 65 minutos, narra la historia de amor de esta joven enamorada secretamente del joven marino Jorge, pero no todo será sencillo para alcanzar su amor y el libreto lleva al espectador por un mar de entresijos convertidos en habaneras, seguidillas o barcarolas.

Además, según ha destacado, en esta ocasión otra de las novedades que introducirá será un “nuevo concepto de claro-oscuro” en la escena: “Al final de la ópera amanece y vuelve la claridad, y antes no lo hacía. Habrá más luz y se le podrá ver un poquito más la cara a los intérpretes”. - Efe