Doneztebe controla las fugas y dobla el aprovechamiento de agua

Ha pasado a aprovechar 45 de cada 100 litros, frente a los 22 anteriores

Lander Santamaría Juan Mari Ondikol - Martes, 13 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:08h

La jornada informativa sobre consumo de agua aportó algunos datos sorprendentes.

La jornada informativa sobre consumo de agua aportó algunos datos sorprendentes.

Galería Noticia

La jornada informativa sobre consumo de agua aportó algunos datos sorprendentes.

Bidasoa

doneztebe- El Ayuntamiento de Doneztebe ha conseguido revertir hasta prácticamente el doble el aprovechamiento de agua de consumo público, al establecer un sistema de control y reparación de fugas en la red que había llegado a ser insostenible. El concejal responsable del área, Pello Gracenea, explicó en una reciente jornada informativa que “de cada 100 litros de agua que salían del depósito se aprovechaban 22 litros y el resto se perdían”, justamente todo lo contrario de lo que se considera habitual.

Al acceder la nueva Corporación, se observó que el aprovechamiento “era bajísimo, ya que lo normal es que llegue al 75%-80% con un resto de pérdida, y aquí estábamos en una situación absolutamente contraría por lo que decidimos intervenir de inmediato”, comenta el corporativo. “Ahora, después de una primera actuación se ha logrado llegar a aprovechar alrededor del 45%, que es una situación más llevadera, pero tenemos que seguir trabajando para conseguir un mayor y más eficaz aprovechamiento del agua”.

La acción ha consistido en instalar controles en la salida del depósito y en distintas partes de la red, que se ha dividido por zonas, “y ahora obtenemos una información real del consumo al instante y del total diario, lo que nos permite sectorizar la red y detectar el caudal del servicio en todo momento”. Pello Gracenea calcula que la red local tiene una longitud total de unos 6 o 7 kilómetros y con la labor realizada se consigue un control bastante exhaustivo, “aunque esta es una labor que tiene que continuar de forma permanente hasta el máximo al que podamos llegar”.

Para entenderlo de forma más sencilla, Gracenea señala que de un consumo de fin de semana que llegaba a los 1.700 metros cúbicos y 600/700 metros cúbicos el resto de los días, se ha conseguido estabilizar el aprovechamiento en unos 500 metros cúbicos entre semana, lo que supone una mejora muy considerable. “Ocurría, por ejemplo, que a las 12 de la noche el depósito (con 1.000 metros cúbicos de capacidad) estaba al completo pero a primera hora de la tarde, unas 15 horas después, había bajado a niveles preocupantes, y ahora ya tenemos la garantía de que vamos a disponer de agua suficiente”, comenta el concejal.

En Doneztebe, hace una década y en verano o periodos de estiaje se repetía una situación de escasez en el servicio, lo que con las medidas adoptadas “que tenemos que seguir mejorando tanto para no sufrir restricciones como para llegar a un aprovechamiento óptimo”, concluye Gracenea. El corporativo se muestra satisfecho de lo realizado, ya que es de los que considera que el agua “es el petróleo del futuro” y asunto a tomarse muy en serio.

Últimas Noticias Multimedia