Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Javier Ollo Martínez alcalde de altsasu

“Las actuaciones de algunos tribunales devalúan el concepto de terrorismo”

A la hora de hacer un balance en el ecuador de la legislatura es obligado hablar del caso Altsasu, que mantiene a tres jóvenes en prisión

Nerea Mazkiaran - Martes, 13 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Javier Ollo, en el salón de plenos del Ayuntamiento de Altsasu.

Javier Ollo, en el salón de plenos del Ayuntamiento de Altsasu.

Galería Noticia

  • Javier Ollo, en el salón de plenos del Ayuntamiento de Altsasu.

altsasu- Javier Ollo se estrenó en la política con 24 años como alcalde de Altsasu, un municipio que ha ocupado portadas y ríos de tinta en la prensa nacional tras una trifulca en octubre del pasado año. Lo que sucedió aquella noche de ferias fue calificado como terrorismo por la Audiencia Nacional y tres jóvenes permanecen en prisión desde noviembre acusados de agredir a dos guardias civiles y sus parejas. Además, hay otros siete jóvenes imputados.

¿Cuál es su lectura del denominado Caso Altsasu?

-Como Ayuntamiento, desde el primer momento se intentó llegar al máximo consenso posible entre los grupos. El Ayuntamiento mostró públicamente una posición, rechazando unos hechos concretos ocurridos aquella noche. Pero más allá de ello, no estamos de acuerdo con la desproporción que se ha dado en todo momento en este proceso. Para empezar consideramos innecesarias las detenciones porque se podían haber hecho por citaciones judiciales. También consideramos fuera de lugar la prisión preventiva y desproporcionado el procesamiento por terrorismo. No se solicita impunidad. Se pide que sea instruido en Pamplona y no en la Audiencia Nacional, tal como dice el auto del Tribunal Supremo. Este tipo de actuaciones devalúa el concepto de terrorismo.

En opinión de muchos vecinos y vecinas, se ha trasladado una imagen negativa de Altsasu.

-Se han lanzado una serie de afirmaciones por parte de algunos medios de comunicación que rechazamos. La imagen que se ha dado no tiene nada que ver con la realidad de este municipio. Eso cabreó mucho a la gente. Más allá de las diferencias y matices que haya sobre este tema, todos coincidimos que esto no puede ser considerado terrorismo y que la imagen que se ha trasladado no tiene nada que ver con la realidad.

Lo cierto es que los vecinos, de diferentes ideologías y de todas las edades, se han echado a la calle en las manifestaciones y otras movilizaciones organizadas para pedir la libertad de los jóvenes. El 26 de noviembre fueron miles, cerca de 20.000 según algunos.

-En aquella manifestación se puso de manifiesto que un pueblo tan plural como Alsasua salió a la calle para rechazar todo esto. El lema, el nombre del pueblo, resumía todas las inquietudes que había en ese momento sobre el tema y que creo que persisten: la imagen del pueblo y la desproporcionalidad con que se está actuando desde algunos tribunales, siempre desde el respeto. Pero ello no quita que podemos opinar sobre resoluciones judiciales.

¿Qué le trasladan las vecinas y vecinos?

-El cabreo que existía en un primer momento se ha convertido en un sentimiento de frustración. La esperanza es lo último que se pierde, se va a juzgar como delito de terrorismo y veremos cómo se resuelve todo. La respuesta del pueblo ha sido muy cívica, también porque las propias familias han mantenido una posición muy prudente y muy sensata. La gente se ha identificado con esa posición de las familias. No se pide impunidad. Que se juzgue en Pamplona y con proporcionalidad. Es con lo que la gran mayoría de los vecinos se identifica.

En todo este asunto, fue insultado e incluso amenazado de muerte a través de las redes sociales. ¿Las aguas han vuelto a su cauce?

-El puesto que ostento trae consigo que esté expuesto a críticas positivas y negativas. Ante los insultos y las descalificaciones la mejor respuesta es la indiferencia.

En lo que se refiere a la actividad municipal, y en el ecuador de la legislatura, ¿cuál es su valoración de estos dos años?

-Han sido dos años muy intensos, sobre todo en la actividad de las comisiones informativas. Han estado protagonizados por la nueva escuela infantil pero también quiero destacar otras inversiones realizadas como el parking, asfaltado o renovación de parques, entre otras. Hacía muchos años que no se realizaban tantas. Aún quedan muchas cosas que queremos hacer pero que en una sola legislatura no va a dar tiempo para llevarlas a cabo

“Como Ayuntamiento, no estamos de acuerdo con la desproporción que se ha dado en todo momento en el proceso”

“La imagen que se ha dado de Alsasua en algunos medios no tiene nada ver con la realidad del municipio”

“El cabreo que existía

¿Cuáles son esos proyectos?

-A la espera del Plan de Inversiones Locales, un proyecto prioritario es la plaza Zumalakarregi. En caso de que no sea incluido en el PIL habrá que buscar otras vías de financiación. El Casco Viejo se hizo a través de un préstamo. En el ámbito de urbanismo, hay unas cuestiones pendientes de hace años y que merecen una respuesta definitiva, como es el caso de los sectores de Lezalde y Dermau. En su momento dieron diferentes problemas que siguen ahí. Como Ayuntamiento toca tomar una decisión firme. Asimismo, consideramos necesario empezar a establecer las bases de un nuevo Plan General de Ordenación Urbana. El actual se ha quedado obsoleto y da muchos problemas en el día a día, lo que obliga a constantes modificaciones.

Geroa Bai gobierna con cinco de trece concejales, con gran margen de maniobra. ¿Cómo son las relaciones con los otros grupos?

-Las relaciones son normales dentro de las diferencias políticas que tenemos entre nosotros y que además es saludable desde un punto de vista democrático que tales diferencias existan, ya que ello obliga a que intentemos llegar a puntos de encuentro. Ejemplo de ello son los presupuestos municipales de 2017.

En el último pleno se aprobó una moción de condena a las pintadas que aparecieron el batzoki de Altsasu en solidaridad con los okupas del barrio vitoriano de Errekaleor. Todos los grupos respaldaron la moción excepto EH Bildu, que se abstuvo.

-Quienes atacaron el batzoki de Altsasu con el objetivo de manifestar una reivindicación consiguen empañarla. Agradezco en nombre de Geroa Bai y la Organización Municipal de EAJ/PNV el apoyo mostrado por PSN, Goazen Altsasu y UPN. Sobre la abstención de EH Bildu, le invitaría a realizar una reflexión sobre el por qué de su negativa a mostrar un rechazo expreso, más aún cuando en el Parlamento de Navarra esta coalición rechazó el ataque con su voto a favor a la moción. Las fuerzas políticas deberíamos siempre mostrar nuestro rechazo ante actuaciones no democráticas como el ataque a la sede de un partido político.

Cuando asumió la Alcaldía un tema pendiente era la implantación del quinto contenedor, tal y como se posicionó el Pleno en la pasada legislatura. En un principio se iba a implantar este año y se ha retrasado doce meses.

-A fecha de hoy se han apuntado pocas familias, en torno a un centenar y eran necesarias unas 2.000. Es un objetivo ambicioso. La posición mayoritaria es favorable a la implantación del quinto contenedor y tenemos que hacer esa apuesta. Si no llegáramos a ese objetivo habría que plantear medidas más ambiciosas pero entiendo que siempre en el marco del quinto contenedor.

¿Cuál es la situación de las arcas municipales?

-Es saneada. Tenemos que ser conscientes de que un Ayuntamiento como el de Alsasua, con un presupuesto consolidado en torno a 7 millones de euros, pueda sostener tantos servicios públicos es fruto de una muy buena gestión durante muchos años y diferentes legislaturas.

¿Piensa en repetir como candidato a la Alcaldía?

-Estoy a disposición de Geroa Bai.

Para finalizar, qué ha sido lo mejor y lo peor de estos dos años?

-Las decisiones que tomas a menudo tienen una implicación directa. Para lo bueno y para lo malo. Lo mejor es ver cómo la gente te agradece proyectos, a menudo pequeños, desde solucionar un tema urbanístico de una persona hasta algo tan simple como arreglar una acera cuya solicitud estaba desde 2007. Que los vecinos te lo agradezcan, algo tan simple, es motivo de satisfacción. Lo peor es el desgaste personal que supone ser alcalde tu municipio. Además, se han vivido ciertas cosas que suponen mayor desgaste. Pero uno es alcalde porque quiere y ese tipo de cuestiones se relativizan.

Herramientas de Contenido