Los unionistas norirlandeses ven cercano un acuerdo para apoyar al Gobierno de May

Presión sobre la primera ministra para que toda la oposición negocie en el ‘brexit’

Miércoles, 14 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Arlene Foser y Nigel Dodds, en Downing Street.

Arlene Foser y Nigel Dodds, en Downing Street. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Arlene Foser y Nigel Dodds, en Downing Street.

londres- La líder del Partido Democrático Unionista de Irlanda del Norte (DUP, en inglés), Arlene Foster, se mostró ayer optimista sobre la posibilidad de cerrar en poco tiempo un acuerdo para apoyar al Gobierno de la primera ministra británica, la conservadora Theresa May.

Ambas se reunieron durante cerca de dos horas en el número 10 de Downing Street, el despacho oficial en Londres de la jefa de Gobierno, mientras que otros dirigentes de los dos partidos retomaron después el diálogo en el palacio de Westminster, sede del Parlamento británico. “Espero que lleguemos a una conclusión más temprano que tarde”, expresó Foster, que calificó como “muy buena” la conversación con May en Londres.

Un portavoz de la prima ministra dijo que la negociación fue “constructiva”, aunque rehusó detallar la escala de tiempo en la que se prevé firmar el pacto, con el que los conservadores buscan asegurarse el apoyo de los diez diputados norirlandeses en votaciones clave en la Cámara de los Comunes.

Los conservadores obtuvieron en las elecciones del pasado jueves 318 escaños, por debajo de los 326 que marcan la mayoría absoluta en el Parlamento, mientras que el Partido Laborista, liderado por Jeremy Corbyn, sumó 262, 30 más que en los comicios de 2015.

May viajó por la tarde a París para mantener una reunión con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y dejó al responsable de la disciplina parlamentaria de los conservadores en los Comunes, Gavin Williamson, al frente de las negociaciones con el DUP.

La posibilidad de que los tories suplan con los votos de los unionistas norirlandeses los ocho escaños que les faltan para la mayoría absoluta en el Parlamento ha seguido levantando críticas desde diversos ámbitos. El ex primer ministro conservador John Major advirtió, por ejemplo, de que un pacto de esa naturaleza podría socavar el proceso de paz en Irlanda del Norte.

conversacionesNi los conservadores ni los unionistas han detallado por ahora qué políticas concretas están negociando, aunque la líder del DUP afirmó que el brexit, las medidas contra el terrorismo y aspectos de la economía norirlandesa son algunos de los asuntos sobre la mesa.

Por otro lado, May aseguró que las negociaciones con la Unión Europea (UE) sobre la salida del Reino Unido se iniciarán la próxima semana, como estaba previsto.

Además, la presión para que todos los partidos participen en las negociaciones ha aumentado y se ha manifestado públicamente por pesos pesados del espectro político

El presidente francés, tras su encuentro con May, repitió la postura oficial de la UE y demandó que las negaciones formales sobre el brexit se hagan de “una manera coordenada” para preservar “los intereses a medio y largo plazo” de la UE. - Efe