Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

la carta del día

Catalunya y los unos y los otros

Por Mikel de Telletxea Castejón - Miércoles, 14 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Más lejos que desde allí, a poco enterado que esté uno, tiene que estar cualquier ente metafísico, si se atiene a los permanentes y fogosos ditirambos que en Catalunya se escuchan desde los cuatro puntos cardinales.

Y todo porque a un más que numeroso y leal grupo con sus deseos de superación, ha decidido algo tan sencillo y a la vez noble y leal, buscar el camino que les lleve a su libertad y, por ende, a su independencia.

Por otro lado aparecen una serie de individuos con ínfulas de grandeza, hasta tal punto que para contrarrestar a los oponentes, se han preocupado y ocupado de nombrar presidente del PP catalán a un individuo que con los zapatos puestos mide, me dicen, 2,03 metros.

Gracioso él, cuando dijo a los independentistas que: lo puedo decir más alto pero no más claro.

Tengo la convicción de que a los aspirantes a algo dentro del PP en España los meten en una prensa con el molde preciso y ya tenemos a alguien para lanzarlo a la palestra. Todos, absolutamente todos, igualitos.

Que si la Constitución, la cual puedo asegurar que el ochenta por ciento de los que se apoyan en ella ni siquiera la ha leído una sola vez. Que es ilegal que el sistema judicial no permite la independencia de una comunidad. Que en un país democrático es inviable;cuando una inmensa mayoría de los bocazas no tiene la menor idea qué significa y lo que conlleva las palabras Demos cratein.

El señor presidente de la comunidad catalana, Carles Puigdemont Casamajó, está en su perfecto derecho de convocar el 1 de octubre de 2017, y en su ámbito de gobierno, el referéndum para que sus ciudadanos decidan sobre su futuro inmediato, y no hay poder, a mi forma de ver, que lo anule salvo el de la fuerza. (Iba a decir de la bestia, pero no).

Y es que me llama la atención a veces lo estúpidos que llegan a ser los humanos, por muy buena envergadura que tengan.

Si en lugar de tanta parafernalia, tanta idiotez y habladuría se pusieran a pensar, cosa que como se ve andan un tanto olvidados, se sientan y deciden unirse a Puigdemont y votar ese mismo día todos los catalanes y de una vez por todas se enteran quiénes quieren independencia o dependencia.

Primero sabrá el sanedrín del PP cuántos son los malos, cuántos son buenos y aquí está la cordera, es decir la madre del cordero, los que les viene grande el ir a votar porque no saben de qué va la vaina.

Claro que puede ocurrir dos cosas: si ganan losinles dejáis marchar pacíficamente o sacáis lo juguetes en defensa de la madre patria una... grande... y reprimida.

Podéis hacer, casi nadie lo notará, sumaros a los que les va la vaina, que serán multitud a fin de seguir mandando.

Herramientas de Contenido