Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
la moción de censura de podemos la moción de censura de podemos

Un Gobierno saqueador y machista

Irene Montero toma la alternativa con un discurso en el que vapulea al presidente por los 67 escándalos del PP

? |

M. González - Miércoles, 14 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Montero, durante su intervención.

Montero, durante su intervención. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Montero, durante su intervención.

Pamplona- “Usted, Mariano Rajoy, mira a España con los ojos extraviados, pero cansados de mirar para otro lado y de estar al frente de un partido que tiene más imputados por corrupción que el Congreso y el Senado juntos”. Así arrancó Irene Montero la durísima intervención que abría el debate de la moción de censura contra el Gobierno del PP. Sobre el eje de la corrupción pilotó la mayor parte de la intervención de Montero, a quien correspondió fijar la posición de Unidos Podemos y argumentar la presentación de la tercera moción de la historia de España.

Durante casi dos horas, la portavoz de Unidos Podemos utilizó su turno para echar en cara al PP los casos de corrupción y acusar sin eufemismos a los conservadores de “robar”. “El PP ha convertido la corrupción en una forma de gobierno. Basta ya de corrupción, su tiempo se ha acabado, señores del Partido Popular, hay una España en marcha que está pidiendo paso”, resumió Montero. “Ya no tienen proyecto político, solo les queda bunkerizarse y resistir”, añadió sobre la situación del PP.

En los últimos días, dirigentes de Podemos daban por hecho que a Irene Montero le replicaría la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, pero al final fue Rajoy el que subió a la tribuna para contestar a la portavoz parlamentaria de Podemos. El partido deseaba que su líder saliera a defender la honra perdida por la corrupción, a reivindicar el orgullo de pertenecer a una formación agujereada por los escándalos. Y es lo que hizo el presidente. Nunca un jefe de Gobierno había salido a la tribuna del Congreso a debatir con la portavoz del tercer grupo de la Cámara. Ni en una moción de censura ni en ningún otro formato parlamentario. Rajoy se dirigió con paso firme a comerse a la portavoz Montero. El deseo del PP de que su presidente no se escondiera tras su vicepresidenta o algún ministro se hizo realidad.

Rajoy dio la alternativa a Montero como dirigente política de primera fila y la joven portavoz, 29 años, se estrenó implacable en su alegato de casi dos horas. Su actuación sorprendió a casi toda la Cámara. Incluso a algunos diputados del PP, que se revolvieron incómodos en sus asientos cuando la dirigente de Podemos detallaba los nombres del escándalo, las decenas de casos de corrupción que acongojan al partido en el Gobierno.

Superada la sorpresa que causó en la formación morada que Rajoy respondiera desde el primer momento a Montero, la portavoz de Unidos Podemos defendió que su moción de censura era “por España y contra el PP, que es quien está saqueando al país”. La portavoz advirtió al presidente de que “España está harta de que le roben”. “La corrupción tiene sede y es Génova 13”, la calle de la sede de los ‘populares’, sostuvo en una de las frases más contundentes de su discurso.

“Han parasitado las instituciones de nuestro país”, denunció Montero, quien se refirió también al concepto de la “la trama” como elemento necesario para que la corrupción exista. Montero enumeró los 67 casos en los que se ha visto implicado el PP, señaló a este partido como el primero “en la historia imputado por corrupción”, le acusó de haber “mentido sistemáticamente”, y comparó al Gobierno con la mafia por presionar a jueces, fiscales, periodistas, policías y guardias civiles. También se refirió a la amnistía fiscal, a la policía política o al uso “partidista” de las instituciones, como la Fiscalía. Montero aludió uno por uno a buena parte de la bancada que ocupa el PP y el Gobierno para recordarles que el día que estalló el caso Gürtel ellos estaban ahí y les acusó de intentar tapar el escándalo: “El 11 de febrero de 2009 decían que la Fiscalía conspiraba contra el PP;‘no es una trama del PP, es una trama contra el PP. ¿Con qué cara dura mantienen que la Fiscalía se inventa delitos donde no los hay. Hoy los jueces dicen de ustedes que son una organización criminal”, reprochó.

“Hoy es martes y 13, y el 13 nos recuerda que la corrupción estaba en Génova. La corrupción tiene sede: Génova, 13”

“Se precipitan al pasado por su autoritarismo, su actitud de señoritos de cortijo, su machismo y su elitismo mediocre”

vergüenza“¡Qué vergüenza!”, expresó Montero en varias ocasiones, cuando hablaba de algunos de los casos de corrupción que mencionó y en los que se detuvo a analizar. “¡Qué vergüenza! No les importa España, les importa, como a Corleone, la familia -señaló- en referencia al protagonista de El Padrino-. Moix era una pieza más en su entramado corrupto”, ha dicho Montero para quien el Gobierno del PP “ha hecho trizas” la separación de poderes en este país: “Por eso también hay que echarles”.

En medio de los reproches por los casos de corrupción, Montero hizo una breve alusión al conflicto territorial, otra razón “para echar al PP” según la portavoz de Unidos Podemos. Montero considera un “insulto” que los conservadores no dejen que Catalunya decida. “Solo pueden imponer su voluntad negando los derechos de todos los demás -dijo en defensa del referéndum-. Con ustedes al frente del Ejecutivo, Catalunya jamás podrá decidir su futuro, pero no solo Cataluña, no tienen un modelo territorial y este es un motivo para echarles”.

En un discurso interrumpido en varias ocasiones por la presidenta del Congreso, Ana Pastor, para pedir silencio al hemiciclo, la portavoz también hizo referencia a que el futuro debe ser feminista: “Si alguien sabe plantar cara a la resignación, somos las mujeres, y ustedes llevan demasiados años diciendo no, por eso esta moción de censura es también feminista”. Montero, que había comenzado su discurso con una alusión a la última víctima de violencia machista, recriminó al PP que haya recortado las partidas para luchar contra ella: “Nos están matando, no bastan gestos institucionales”. “Su modelo de país es fundamentalmente machista. Aplican una política austericida, que hacen que la crisis y los recortes los soporten las mujeres”, argumentó.

Sin esperar a que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, subiera a la tribuna a exponer su programa de Gobierno, Rajoy tomó la palabra para arremeter contra el “farragoso” discurso de Montero, y subrayar que no hay “razón” para una moción de censura “ni en el fondo ni en la forma”. Incluso llegó a calificar esta iniciativa de “pintoresca” y “chusca”.

Rajoy ironizó con que cuando Podemos decidió presentar la moción ni siquiera contaban con un candidato. “¿Para qué inquietarse por los detalles cuando la única y principal pretensión era dar el espectáculo? Lo dejaron para el final. Qué más les daba, si no pensaban que pudiera salir adelante? Para perder, cualquier candidato vale, incluso usted, señor Iglesias Turrión”, exclamó mirando a la bancada de Podemos.

Como “una parodia de censura, una moción de fogueo que no se sabe si es contra el Gobierno, contra el PP, contra otros partidos, contra el universo mundo o contra todos a la vez”, describió el presidente la iniciativa de la formación morada. A renglón seguido, repasó los datos económicos de crecimiento y creación de empleo que acreditan, a su juicio, la mejora del país y que no justifican una moción de censura. “Si querían tomar el cielo al asalto, se ha equivocado de puerta. Otra vez será”, ironizó, aludiendo a unas palabras del propio Iglesias en un acto de su partido.

Rajoy rebatió las acusaciones de Montero y aseguró que el PP no es una partido corrupto, aunque ha sufrido al igual que otros partidos. El presidente subrayó que él “acata” las sentencias judiciales pero los periódicos los lee y las “habladurías” las “desprecia”.